Desde que en julio de 2011 acudí a la presentación del primer perfume de Elie Saab quedé fascinada, si ya me gustaban y soñaba con sus diseños, con el perfume acabó por conquistarme.

En 2012 nos sorprende con Elie Saab Eau de Toilette y en 2013 con Elie Saab Eau de Parfum Intense, mi favorita.

Y este 2014, el diseñador vuelve a impresionarnos, y espero no pare nunca, con una nueva fragancia, Elie Saab L’Eau Couture.

La presentación de esta nueva fragancia fue, como todo lo que rodea a Elie Saab, minuciosa, como una puesta de largo, o un desfile de Alta Costura. La verdad fue todo un lujo.

Elie Saab L’Eau Couture está inspirada en la colección Prêt á Porter Primavera-Verano 2014, capturando el encanto de una naturaleza urbana que florece en primavera.

Para L’Eau Couture, Francis Kurkdjian, la nariz que está detrás de esta fragancia,  imagina un nuevo homenaje a la frescura, que la sumerge en una sensualidad de sofisticación absoluta. LEau Couture recrea acordes de manera inédita.
“LEau Couture es bastante inédita en este registro. Es un frescor sofisticado y sensual, al contrario de las convenciones habituales del repertorio de las Eaux creadas comúnmente”. Francis Kurkdjian

L’Eau Couture de Elie Saab es una fragancia de la familia olfativa Floral.

Las notas de salida son cítricas, Bergamota de Calabria y Magnolia, para dar paso a un corazón con la flor de azahar del naranjo y terminar en un fondo de almendra verde y vainilla.

Esta vez su estuche y el frasco se visten con un elegante estuche verde agua, lo que revela una fragancia fresca y ligera, ideal para esta primavera.

Me declaro fan incondicional de las fragancias de Eliee Saab, las fragancias que hasta ahora ha lanzado me parecen elegantes, femeninas y sobre todo adictivas.