Se acerca la Navidad y con ella la época de hacer regalos, lo que conlleva horas interminables dando vueltas por los centros comerciales, pensando que comprar y si acertarás.

Un regalo con el  que seguro aciertas, porque a [email protected] nos gusta, es sin duda una fragancia.

A veces nos complicamos con regalos mucho más caros,  que encima no sabemos si gustarán, pero tan simple y a la vez tan especial, una fragancia siempre es un regalo que a todos nos gusta recibir.

Hoy, por si os puedo ayudar en la búsqueda, voy a daros una selección de algunas de mis favoritas.

La primera, es una de mis preferidas por su diseño,, y es que Givenchy celebra el décimo aniversario de Very Irrésistible, y para la ocasión ha vestido el frasco con 10 rosas rojas, una por cada año que celebra la fragancia, y es una autentica  joya con la que seguro acertaras.

¿Y a que huele Very Irrésistible?

Huele a una composición de de 10 tipos de rosas desde la más delicada a la más carnal, para una mujer espontánea y sensual.

Otra edición limitada de lujo y también de Givency es Dahlia Noir.

Para las fiestas, viene presentada en un lujoso cofre y el frasco se viste como si fuera un vestido de alta costura.

Dahlia Noir es un perfume empolvado, entre floral a base de rosa, lirio y mimosa y con un toque amaderada que le da el  sándalo y el pachulí. la versión  Eau de Toilette, tiene un toque más fresco.

La última es la fragancia  famosa por su amapola, todas sabéis a cual me refiero, Flower In The Air de Kenzo.

Esta vez Alberto Morillas, nariz de la fragancia, engrandece la original con una nota de rosa única, la frambuesa y la baya rosa aportan elegancia, mientras la magnolia y la gardenia le dan voluptuosidad.

Flower in The Air, también estrena frasco diseñado por Serge Mansau, donde no podía faltar el icono de la fragancia, la amapola.