El amor es el motor de la vida. Probablemente, el sentimiento más genuino que existe, y que puede reinventarnos cada día.  Lancôme desde hace años le rinde homenaje al amor a través de sus productos.

Dos estrellas de la perfumería francesa,Christopher Raynaud y Amandine Clerc Marie, combinaron su sabiduría una vez más, para crear el nuevo perfume del amor: La Nuit Trésor. L’Eau de Parfum Caresse, la reinvención del ya icónico La Nuit Trésor.

Esta nueva fragancia La Nuit Trésor ha llegado a mis manos y me ha cautivado. Tal como Lancôme lo indica, es un “perfume que se funde con la piel”. Os quiero contar que Trésor significa “tesoro” en francés. Pues verdaderamente, este producto es un tesoro que os recomiendo probar, por su fragancia fresca y duradera.

Este exquisito perfume floral, posee en su composición Rosa de Damasco, acariciado por almizcle blanco, y está entrelazado a su vez con un cremoso acorde de Haba Tonka.

La esencia de Rosa Damascena permanece fresca gracias a la esencia de la elegante Bergamota y a los acordes de Frambuesa y Lichi, acompañados por una explosión de esencia de granos de pimienta rosa.

Gracias a sus enriquecidos ingredientes hidratantes, la piel queda envuelta en una sensación de frescor y suavidad. He sentido esta sensación y os aseguro que es muy placentera. Lo que más me gusta es que su fragancia, permanezca en mi piel durante mucho tiempo.

La gama Trésor siempre se ha destacado por sus elegantes envases. Y creo que todas las mujeres amamos ver en nuestro tocador frascos de perfumes creativos y originales. Por eso, Trésor me atrajo desde el primer momento en que lo vi. Este símbolo del amor también irradia su magia a través de su frasco tallado en forma de diamante.

Un hermoso diamante negro, trasparente y cristalino, que rinde homenaje a la rosa aterciopelada, y en esta versión está adornado con una nueva rosa tono “nude” con pétalos iridiscentes.

Además, para proteger a este frasco joya, Lancôme ideó y creó un estuche que está elegantemente sublimado con un color rosa pálido, femenino y lleno de gracia. Os va encantar tanto como a mí.

Lo recomiendo como un perfume ideal para regalar (o regalarnos) en esta Navidad, sobre todo a aquellas mujeres que, como yo, disfrutamos de perfumes femeninos y delicados.