• Es un deseo compulsivo por comer unos alimentos y rechazar otros.
  • En el embarazo se debe engordar entre 11 y 16 kilos de media.
  • Es un error la creencia popular de que se debe comer por dos.

El 25% por ciento de las embarazadas afirma tener antojos y, de ellas, más del 26% lo considera una necesidad fisiológica, mientras que para el 20% se trata de “caprichos”, según un análisis del perfil de las embarazadas con antojos, sus implicaciones para la salud y la atención sanitaria que reciben.

Su causa no está clara y probablemente estén implicados factores hormonales”.

“Los antojos, definidos como un deseo compulsivo por comer determinados alimentos y rechazar otros, se dan con frecuencia en las embarazas, pero la causa no está clara y probablemente estén implicados factores hormonales”, afirma Blanca Gutierrez, coordinadora del Grupo de Atención a la Mujer de semFYC.

Asimismo, la experta apunta que “las recomendaciones dietéticas durante este estado deben dirigirse a llevar una dieta equilibrada que incluya los grupos alimenticios básicos y con un aporte de 300 Kilocalorías al día sobre sus necesidades basales, y la ganancia de peso para una mujer que antes del embarazo tenía un índice de masa corporal adecuado, debe estar entre 11 y 16 Kilos”.

En este sentido, “los antojos no se deben evitar salvo que se trate de alimentos hipercalóricos o no recomendados durante el embarazo” y “tampoco hay que insistir en que se satisfagan”.

No se deben evitar salvo que se trate de alimentos no recomendados en el embarazo”.

Asimismo subrayó que se trata de un error “comer por dos”, ya que el exceso de peso es perjudicial, y el incremento de peso debe ser progresivo, de uno a dos kilos en el primer trimestre y después de 300 a 400 gramos por semana.

Por ello, los expertos recomiendan a las mujeres embarazadas la ingesta de dos raciones diarias de proteínas, que equivale a 160 gramos de carne, 200 gramos de pescado, 160 gramos de jamón cocido o dos huevos; tres raciones diarias de productos derivados de la leche, seis raciones de hidratos de carbono –una ración equivale a 60 gramos de pan integral, 70 gramos de arroz o pasta, 300 gramos de patatas o 70 gramos de legumbre–; así como tres piezas diarias de fruta y cuatro de verdura.

Además, el máximo de cafeína recomendado es dos tazas de café al día y recomiendan realizar ejercicio físico, como caminar o nadar, al menos 45 minutos un mínimo entre cuatro y cinco veces a la semana, ya que el ejercicio físico fortalece los músculos, mejora la circulación de la sangre y ayuda a conseguir el peso adecuado.