A primeros de agosto recibí una invitación para el 7 de septiembre, el motivo era la presentación del nuevo perfume de Jesús del Pozo, Halloween Fever, una reinterpretación del famoso Halloween, la invitación invitaba a una fiesta.

Como trabajador infatigable que era, tenía previsto presentar su nueva fragancia en una fiesta que quería compartir con todos nosotros, ya que el diseñador se había inspirado en las noches de fiesta de los clubs más “in” de Nueva York.

Me hizo mucha ilusión, Halloween fue uno de mis primeros perfumes, su fragancia me había acompañado en tantos momentos de mi vida que quería vivir esa fiesta junto a la persona que le dio vida, Jesús del Pozo.

Comienza la fiesta…llega Halloween Fever.

Pero Halloween llegó y no hubo fiesta. Su creador, el maestro de la moda española, no estaba allí para celebrarla, se había ido, nos había dejado…demasiado rápido.

Por motivos obvios la fiesta no se celebró, pero sí tuvimos la gran oportunidad, yo al menos me siento una privilegiada, de poder asistir al estudio de Jesús del Pozo, la que era casi su casa y donde el pasaba tantas horas haciendo lo que mas le gustaba.

Además de presentarnos Halloween Fever, como una primicia excepcional pudimos ver el mural de inspiración de la nueva colección y alguna de las prendas del último desfile de Cibeles en el que había trabajado.

Halloween Fever su última apuesta vive en Nueva york, ciudad moderna, cosmopolita a la que el tanto amaba. Inspirada en las noches de Nueva York, encontramos un frasco reinventado con una imagen de la ciudad de su perfil más emblemático, el Skyline de Nueva York.

El tapón de Halloween Fever nos recuerda a una bola de discoteca.

Y en el interior se encuentra uno de mis perfumes favoritos…Una chispa de rosa femenina y aterciopelada ilumina la salida de la fragancia.

El Lotus baila al ritmo del Ylang y el Jazmín aportando la diversión y el movimiento. Y el Pachuli, Haba Tonca y Vainilla Bourbon marcan el estilo de las fiestas más “in”.

Como nota curiosa, contaros que Halloween Fever ha sido creada por Clement Gavarry, el hijo del creador del Halloween clásico.

Gracias, Jesús del Pozo por tu último trabajo, tus perfumes permanecerán aquí, transmitiendo la luz de un gran diseñador de moda y un gran creador de fragancias.