¿Sabíais que a los niños también les afecta la crisis?

Los niños perciben que los padres estamos más preocupados, con peor humor, mas cansados de lo habitual, llegamos mas tarde a casa, trabajamos más horas, por lo que tenemos más sueño durante el día. Esto a los niños les afecta también, ya que jugamos menos con ellos, a veces nos enfadamos mas, no les llevamos al parque con tanta frecuencia como antes, en definitiva les dedicamos menos tiempo.

A si lo han manifestado 9 de cada 10 niños, según el estudio “Percepción de la realidad de los niños españoles: otra visión de la crisis” realizado por el Instituto de Orientación Psicológica EOS.

Según este estudio los niños opinan que las tres excusas más utilizadas por los padres para no pasar tiempo con ellos son “ahora estoy cansado”, “luego jugamos” y “mejor no salimos y nos quedamos en casa”.

Y aunque no os lo creáis, de los niños también aprendemos, los roles han cambiado y ahora son ellos los que nos proponen soluciones y nos dan consejos. Jugar y sonreír más y darse besos y abrazos, que los padres seamos más positivos, que compartamos más horas de juego con ellos. Estos son los consejos que nos dan la mayoría de los más de 1.200 niños y niñas españoles de entre 6 y 12 años encuestados, para afrontar la crisis.

Al preguntar a los niños que aportarían ellos para mejorar esta situación económica, el 91% considera que ayudar más en casa, estudiar más y hacer los deberes más rápido haría que mejorara el estado anímico de los padres y juntos superar la crisis.

Según los datos de este estudio, ahora para ellos La palabra “crisis” es más famosa que Messi y Cristiano Ronaldo ya que el 40% de los niños españoles oye hablar diariamente de la crisis más que de “Messi” (27%) y de “Cristiano Ronaldo” (11%). El 9% de los encuestados declara que la cuarta palabra más escuchada al día es “paro”, seguida de “Rajoy” (7%), “hipoteca” (2%) e “indignados” (1%).

Para superar los efectos de la crisis, los expertos aconsejan reforzar la comunicación en el hogar y seguir hábitos saludables.


Según afirma Francisco Rodríguez: “…El estado físico y emocional de los padres se transmite a los pequeños: un padre agotado con pocas ganas y tiempo de jugar contagia esa sensación de apatía al hijo con consecuencias negativas para su educación…”

Álvaro Bordas, director de Comunicación de Danone, destaca la importancia de seguir unos hábitos saludables en los hogares: “…En la etapa infantil es cuando se adoptan la mayor parte de hábitos que se van a seguir durante toda la vida. Aparte de la escuela, la familia es la principal responsable de inculcar a los niños la importancia de seguir una alimentación adecuada, de hacer actividad física y otros hábitos que contribuyen a un buen desarrollo físico y emocional. En este sentido, no sólo basta con decirlo a los pequeños, es fundamental que los propios padres sirvan también de ejemplo: un padre que se cuida enseñará de forma más convincente a su hijo. Los niños suelen imitar los hábitos de los padres y por ello es fundamental que sirvan de ejemplo, empezando con el cuidado de sí mismos…”

Cuando he leído este estudio los pelos se me han puesto de punta y una frase dicha por los niños, “Más besos y abrazos para superar la crisis” retumba en mi cabeza, creo que los padres debemos poner soluciones y para ello tomemos nota de lo que los expertos aconsejan.