Gracias a la vida que llevamos, estrés, contaminación, falta de sueño… conseguir tener un rostro descansado, sin los típicos signos de fática, y sin ojeras, es casi misión imposible, si no recurrimos a nuestro gran aliado, el corrector.

El corrector es imprescindible, si con esas ojeras no queremos parecer un mapache. Porque a ver, decirme quien es la guapa que sale a la calle, con esa cara de cansancio pálida y demacrada, que gratuitamente te aportan las ojeras.

Creo que ninguna, ya somos muchas las que no salimos sin el corrector. Porque ya puedes maquillarte perfectamente, que si no aplicas corrector, tu cara enfermiza, seguirá estando ahí.

Por eso chicas, es muy importante, que, aunque vayáis con la cara lavada, porque no seáis de maquillaros, no podéis olvidaros de el corrector, porque solo con ese paso, vuestro aspecto va a mejorar muchísimo.

¿Que corrector tengo que utilizar?

Si, esa es la pregunta que muchas os hacéis, ¿que corrector me compro? Pues bien, existen en el mercado infinidad de correctores, pero hay algo que tenemos que tener en cuenta siempre, y no podemos olvidar. Las necesidades de nuestra piel. No todas tenemos la misma piel, ni el tono y tampoco nos gusta la misma textura, por eso elegir el corrector, va a depender de todos esos factores.

Tips para elegir bien el corrector

Para que elijáis bien vuestro corrector, os voy a dar unos pequeños tips, además de una lista con mis correctores favoritos, por si os puedo ayudar en la elección. 

  • Hidratar bien la zona, antes de poner el corrector, para que no se cuartee. También puedes utilizarlo encima de la base de maquillaje.
  • Si tus ojeras son muy marcadas, utiliza el corrector más denso. Puedes elegir un corrector en barra, los líquidos, no te van a funcionar.
  • Las que tenéis las ojeras azuladas, vuestro corrector ha de ser en un tono amarillento.
  • Para las ojeras grisáceas, elige corrector salmón o de un tono anaranjado.
  • Las ojeras que no son oscuras ni muy marcadas, con un corrector liquido quedarían bien cubiertas.
  • Elegir bien el tono, tiene que ser lo más parecido a vuestra piel, si no, el resultado sería el contrario, a lo que queremos conseguir, que es tapar las ojeras.
  • Una vez hayáis aplicado el corrector, para fijarlo, poner encima polvos traslucidos.
  • Cuidado con la cantidad que aplicáis de corrector, menos, es más.
  • Antes de lanzaros a comprar el corrector, pedir que os lo prueben o que os den una muestra.

Además de estos tips, os voy a dejar algunos de mis correctores favoritos, por si podéis elegir entre ellos.

Corrector de Tarte: Shape Tape Contour Concealer

Este corrector de Tarte es el que estoy utilizando ahora, porque la verdad que es una maravilla. Tiene 30 tonos, por lo que estoy segura vais a encontrar vuestro tono.

Su fórmula, aunque es fluida, tiene una cobertura muy alta. Corrige cualquier tipo de imperfección. Queda muy natural y no se cuartea, además alisa y suaviza la piel.

También es un producto vegano y contiene semillas de mango y manteca de karité para nutrir, y extracto de raíz de regaliz para dar luminosidad.

Corrector de Dior: Diorskin Forever Undercover

Las que me seguís, sabéis que adoro el maquillaje de Dior, y por eso no podía faltar en esta lista uno de sus correctores. Este en concreto, es un corrector resistente al gua y de larga duración, 8 horas.

Diorskin Forever Undercover camufla al instante cualquier imperfección.

La perfección de este corrector se debe a que contiene una gran concentración de pigmentos de color y a su textura elástica, para obtener una mejor cobertura y que dure mucho más sin que se sienta pesado.

Todo, las sombras oscuras, el enrojecimiento, las manchas… hasta los pequeños vasos sanguíneos, se neutralizan.

Tenéis 8 tonos para elegir el que más se adapte a vuestras necesidades.

Corrector de Nars:  Radiant Creamy Concealer

Este es otro de los correctores más codiciado por artistas y maquilladores. Reduce los signos de fatiga, las líneas de expresión y camufla las imperfecciones al instante. Todo gracias a su fórmula, que está enriquecida con hidratantes y a su tecnología de difusión de la luz. Que además crean una piel más suave y lisa.

Su cobertura es media, pero como es modulable, si la necesitamos más alta, este corrector, nos valdría. También es de larga duración y tiene un acabado luminoso ideal.

En cuanto a los tonos, tenéis 30 para poder elegir el vuestro.

Corrector de Lancôme: Effacernes Longue Tenue

Otro de mis correctores favoritos es este de la firma Lancôme.

Es un corrector que unifica y corrige la zona del contorno, difuminando las ojeras y las pequeñas arrugas.

Deja piel está más suave y lisa, gracias a el aciano (una planta medicinal) y a la camomila que contiene su fórmula.

Effacernes Longue Tenue, tiene una textura muy suave, fina, y, además, es de larga duración y resistente al agua.

Lo mejor de este corrector, es que también cuida y protege la zona delicada del contorno de ojos, de las agresiones del sol, gracias al SPF30 que contiene.

Corrector de Sephora Collection: High Coverage Concealer

Un corrector que calidad precio está genial y funciona muy bien.

Corrige las ojeras y otras imperfecciones. Borra los signos de fatiga. La sensación es de confort durante todo el día. La piel de la zona, se revitaliza y se nutre, gracias al aceite de aguacate y de onagra que contiene su fórmula.

Su textura ligera es modulable, eso quiere decir que podemos conseguir una cobertura de media a alta, según nuestras necesidades. Tiene un resultado muy natural.

Además, este corrector está enriquecido con gel rellenador, pigmentos puros y agentes Soft focus.

Corrector de Yves Saint Laurent: Touche eclat

¿Quien no conoce este corrector? Si es así, tienes que hacerte con uno ya.

Es el corrector icónico de Yves Saint Laurent y que todos los maquilladores utilizan.

Touche eclat, es mucho más que un antiojeras y más que un corrector de maquillaje, es un iluminador de la piel.

Es un corrector, que gracias al pincel que incorpora, lo podemos llevar a todas partes, para darnos un retoque siempre que lo necesitemos.

Aunque si os digo la verdad, no necesita muchos retoques porque aguanta todo el día.

Su textura es muy fina y suavizante. Corrige las zonas oscuras iluminándolas. y además camufla las imperfecciones.

Como os he dicho antes, no es solo un corrector, también lo podemos utilizar para iluminar el rostro, labios, pómulos, arco de la ceja… y jugar con los volúmenes para esculpir el rostro.

Corrector de M.A.C: Studio Finish SPF 35 Concealer

Este corrector de M.A.C, lo he elegido porque a mi me funciona muy bien y así le tenéis en cuenta, para las que os guste este formato.

Studio Finish de M.A.C es un corrector que, aunque es ligero, su fórmula es tan concentrada, que cubre imperfecciones y manchas a la perfección. Además, contiene antioxidantes como las vitaminas A y E. Su textura es cremosa y tiene un acabado mate muy natural.

Este corrector, también nos protege con su protección SPF 35 UVA/UVB de amplio espectro.

Aunque tenéis infinidad de correctores más, no quería extenderme mucho y al fin y al cabo, de los que he probado, si no se me olvida ninguno, estos son mis favoritos.