Un estudio alemán ha analizado las consecuencias del beso matutino, ése que se dan los cónyuges al despedirse cuando se van a trabajar. Los hombres que besan a sus esposas por la mañana pierden menos días de trabajo por enfermedad, tienen menos accidentes de tráfico, ganan de un 20% a un 30% más y viven unos ¡cinco años más! Para Arthur Sazbo, uno de los científicos autores del estudio, la explicación es sencilla: “Los que salen de casa dando un beso empiezan el día con una actitud más positiva”.

No sé lo que os parecerá a vosotras el estudio, pero a título personal, a mi me parece sorprendente y difícil de creer.

Un beso mañanero (que según las estadísticas de encuestas a parejas, la mayoría opina que el beso matutino es rutinario y carece de deseo y pasión) pueda tener esos beneficios.

Claro que a mí me gustaría saber si los científicos han estudiado que beneficios tiene el beso para nosotras, ya que parece que el estudio solo se basa en ellos y creo que sin nosotras no habría beso.

Un beso es igual a 5 años de vida…¿Cuánto nos pueden dar por un beso? A lo mejor ahí están nuestros beneficios.