La duquesa de Cambridge sorprende con su nuevo flequillo, un look que celebrities como Dakota Johnson o Caroline de la Maigret ya llevan tiempo luciendo.

No te pierdas las 9 reglas de Eduardo Sánchez para jugar con el accesorio de la temporada.

  1. El corte, siempre perfecto. “Al menos cada tres semanas es necesario acudir al salón a retocar las puntas. Además, al estar en contacto con la piel puede ensuciarse más a menudo que el resto del cabello, por lo que no descartes aumentar la frecuencia de lavado, aunque sea sólo en el flequillo”.

  1. El mejor recurso antiedad: “El flequillo ayuda a quitar años de encima. Sin duda, es uno de mis mejores recursos para rejuvenecer un rostro”.
  2. Encuentra el flequillo que te favorece. “Por lo general le sienta bien a los rostros ovalados, angulosos, semi-redondos y largos, ya que ayudan a reducir las dimensiones del rostro. También a frentes anchas y largas, así como a las que tienen la nariz aguileña ya que contribuye a que se suavice.
  3. El flequillo no favorece a todo el mundo… ¿Quién debería evitarlo? “Las que tienen el cabello muy rizado, muy fino o con poca densidad no deben optar por el flequillo. Tampoco las que tienen la frente pequeña o muchos remolinos en el nacimiento del cabello”.
  4. Productos aliados ¡y hasta salvapeinados! ”Los cabellos ondulados deben aplicar una crema de peinado y un producto antifrizz. A los cabellos finos y lisos lo que les sienta bien es una laca de fijación, como Voluforme de Leonor Greyl”.

  1. Como mantenerlo a raya: “La clave está en el secado. Si el cabello es liso, hay que dejarlo secar respetando su caída natural. Si es rizado, hay que trabajarlo con un cepillo grande. El truco es controlar muy bien el aire y el calor del secador para que no se infle y pierda naturalidad”.
  2. Así se debe dejar crecer:” Hay truquillos que nos permiten convivir con el flequillo hasta que crezca. Por ejemplo, llevarlo hacía un lateral, colocar todo el cabello hacía atrás y sujetarlo con una diadema o recurrir a productos de styling. También puedes pedirle a tu peluquero que lo vaya uniendo a los laterales, que lo vaya haciendo más asimétrico, creando un punto de luz donde empieza la raya o el movimiento lateral”.

  1. El más de moda es el flequillo recto, a ras de la ceja. Este se lo recomiendo solo a aquellas que deseen marcar facciones. Perfecto para enmarcar miradas y potenciar los ojos bonitos.Un flequillo que me gusta es el siguiente: marcar un punto a una altura de tres cuartas partes de la ceja. A partir de ahí se corta en diagonal. Este flequillo rompe la horizontalidad, por lo que es muy fácil de llevar: se integra perfectamente en la melena y cuando crece no molesta.

    Para las que llevan la raya al centro les recomiendo marcar el centro del flequillo a mitad de la frente y el tabique. A partir de ahí, cortar hacia los lados en diagonal formando una “v” invertida. Es divertido y fácil de llevar”.

  2. Antes de cortar, prueba con un postizo: “El flequillo se puede crear, ¡dequita y pon! Los postizos son un accesorio genial para conseguir un cambio de look radical en poco tiempo y de forma puntual”.

Aún así, en Maison Eduardo Sánchez estudian la fisionomía de cada persona para acertar con el resultado.