¿Quién no desea tener un brillo especial en el cabello que proporciona ese toque de luminosidad y belleza? El brillo en el pelo es un elemento esencial de nuestra imagen, tanto en términos de apariencia como de salud. A continuación, te damos los mejores consejos para que tu pelo brille con intensidad. Síguelos, no te arrepentirás.

¿Cuáles son los enemigos del brillo?

El brillo no tiene nada que ver con la limpieza de tu cabello. Sin embargo, a menudo, éste es puesto en peligro por factores externos que tienden a apagarlo. ¿Cuáles son estos condicionantes que hacen perder belleza a nuestro cabello?

El agua dura: Más en unas ciudades que en otras (sobre todo en la zona de Cataluña), el calcio del agua se deposita y deteriora la cutícula del cabello. Su estructura se ve alterada y disminuye el reflejo de la luz.

La contaminación y el estrés: Uno y otro son factores agresivos. La contaminación fija elementos sobre el cabello y lo apaga. Además, igual que sucede con el estrés, se generan radicales libres que modifiquen la estructura del cuero cabelludo. Los radicales libres alteran el bulbo piloso y se realizan mal los intercambios intercelulares. Como consecuencia, el cabello pierde salud y brillo.

Los rayos ultravioleta: Provocan también la formación de radicales libres. Además, los UV deterioran las escamas del cabello y no permiten reflejar la luz con toda su agudeza.

Las agresiones mecánicas: Por ejemplo, el brushing (peinado con cepillo y secador que quema el cabello sí se realiza muy a menudo), o las coloraciones seguidas. También los productos muy agresivos o la falta de cuidados (no utilizar mascarilla o acondicionadores), deterioran el tallo piloso y la cutícula.

¿Cómo devuelvo a mi pelo el brillo perdido?

Tras saber las causas que provocan la falta de brillo en el cabello, ¿qué podemos hacer para recuperar ese brillo que ha desaparecido?

  • Eliminar el calcio depositado sobre el tallo piloso.
    ¿Cómo? Algunos productos capilares contienen extracto de Cidra que actúa “secuestrando” el calcio de las aguas más calcáreas. Esta planta, además, tiene propiedades energizantes.
  • Proteger el cuero cabelludo y combatir los radicales libres.
    En ocasiones, el cuero cabelludo se vuelve frágil. Por ello, es fundamental utilizar un champú con una base ligera y realizar un excelente aclarado. Para combatir los radicales libres, debemos nutrir y tratar nuestro pelo con vitamina E y un complejo de filtros UV.
  • Alisar las escamas del cabello y devolverle su energía.
    Se trata de reforzar las propiedades elásticas del cabello y evitar las puntas abiertas y la fragilidad del tallo piloso. Todo esto lo puedes conseguir con la provitamina B5 contenida en la mayoría de productos de tratamiento capilar.