LA FUENTE DE LA JUVENTUD

Nuestra historia se remonta a la Edad Media cuando las mujeres que viajaban hasta los manantiales termales de los Pirineos creían que habían hallado la fuente de la eterna juventud. Después de cada baño en la fuente de la eterna juventud, su piel adquiría una apariencia más suave, más lisa y más joven.

La leyenda también dice que los guerreros galo-romanos solían curar sus heridas después de las batallas en los manantiales termales de los Pirineos franceses.

El verdadero secreto de estos míticos poderes tan sólo fue revelado por casualidad siglos después. En los años 1950, los manantiales se convirtieron en una estación termal cuando el Dr. Jos Jullien observó un curioso fenómeno, una extraordinaria substancia en la superficie de los baños. Los análisis finalmente revelaron la fuente del secreto de los poderes regeneradores de los manantiales. El Life planktonTM.

Justo después de este descubrimiento, el Dr. Jullien conoció a una joven Cosmetóloga, Jeanine Marissal, quien residía en Mónaco. Juntos, descubrieron la increíble afinidad del Life plantkonTM con la piel y su enorme potencial como ingrediente activo en los tratamientos. Así fue como nació Biotherm.

[instashow id=”4″]