Las manos, al estar siempre expuestas a todas las agresiones externas (sol, productos de limpieza, jabones, etc.), son una de las zonas del cuerpo que debemos cuidar de forma muy especial, pues suelen envejecer rápidamente.

Al igual que el resto del organismo, necesita:

Medidas generales:

  • Beber 2 l. de agua al día. La mejor hidratación es la que nos llega desde dentro del organismo.
  • Hacer una dieta equilibrada y muy variada, para que el aporte de nutrientes sea lo más completo posible.

Medidas específicas:

  • Higiene: usar jabón de ph neutro. El de avena, por su poder hidratante, sería el ideal.
  • Exfoliación: para eliminar las células muertas de la epidermis. Realizarlo una vez a la semana.
  • Hidratación: crema hidratante especial para el cuidado de las manos, al menos 2 veces al día (mañana y noche).

En caso de tenerlas muy deshidratadas, hacer, por la noche lo que llamamos “cura oclusiva”. Consiste en colocar la crema y cubrir las manos con unos guantes 100% algodón durante toda la noche. Una vez a la semana, podemos realizar esta cura con aceite de oliva.

Como medidas extras de protección, para trabajar, utilizar guantes siempre que se pueda. Así evitaremos el contacto de la piel con productos agresivos. En el exterior, usar fotoprotección solar y/o guantes siempre para evitar la aparición o recrudecimiento de las manchas. Si ya han aparecido, le aconsejamos un tratamiento específico para manchas.