Cuando nos encontramos en la tesitura de querer formar una familia y haberlo intentado unas cuantas veces sin éxito, muchas parejas se plantean buscar una alternativa.

La reproducción asistida suele ser la mejor solución ante este problema. Aunque, es cierto, que es un proceso costoso que no a todo el mundo convence y que invade a la pareja con algunas dudas.

La duda más frecuente es si de verdad someterse a este tratamiento de reproducción asistida funciona y cuál es el porcentaje de éxito de las clínicas de fertilidad.

Las tasas de éxito son publicadas anualmente por la Sociedad Española de Fertilidad, gracias a los resultados obtenidos por los diferentes centros de fertilidad española y un análisis estadístico.

¿Qué probabilidades de éxito tiene la reproducción asistida?

Cuando hablamos de probabilidades de éxito, debemos saber qué técnica vamos a utilizar. El método más sencillo es el de la inseminación artificial con el que las probabilidades de éxito por cada ciclo son de un 18-20%.

Los ciclos de tratamiento suelen ser de 4, por lo que la probabilidad de éxito acumulada que se obtiene es del 65%. Esto significa que dos terceras partes de las mujeres que inician el tratamiento de inseminación artificial han logrado conseguir un embarazo.

Sin embargo, si hablamos de fecundación in vitro, la probabilidad media de cada intento es de un 45%. El 80% de las parejas después del tercer intento ha conseguido el embarazo.

Cuando hablamos de una FIV con ovocitos donados, las probabilidades oscilan en un 65% por cada ciclo. Por lo que, el 80% de las mujeres han conseguido quedarse embarazadas tras dos intentos.

Se podría decir que, para saber la probabilidad de éxito de alguno de los métodos de la reproducción asistida, es importante tener en cuenta el porcentaje de éxito que se alcanza después de varios ciclos y no sólo el éxito de un ciclo.

En la clínica de Juana Crespo, 7 de cada 10 pacientes han tenido 3 o más tratamientos en otros centros, un 32% de ellas con más de cuatro embriones transferidos previamente, un 35% son bajas respondedoras y con una edad media de 38,9 años.

¿De qué factores depende la probabilidad de éxito?

El factor que más influye en las probabilidades de quedar embarazada mediante un tratamiento de fertilidad es la edad de la mujer y su reserva ovárica, ya que según esta reserva se puede obtener más o menos óvulos de mayor o menor calidad. Los óvulos son determinantes a la hora de conseguir un embarazo.

Otro factor es la técnica utilizada, ya que la fecundación in vitro tiene mayores probabilidades de éxito que la inseminación artificial.

La utilización de semen u óvulos propios o de donante también es un factor que puede determinar el éxito de un tratamiento de reproducción asistida. Al igual que la utilización de gametos frescos o congelados.

Cuando acudimos a una clínica de reproducción asistida, el especialista, antes de indicar cuál es el tratamiento más indicado para la mujer, debe tener en cuenta estos factores. Para obtener mejores resultados de éxito, los tratamientos deben ser personalizados para cada paciente.

Tasa de éxito de la inseminación artificial

Tratamientos de reproducción asistida

Como hemos comentado más arriba, este método es el más sencillo dentro de la reproducción asistida, aunque su tasa de éxito no está entre las más elevadas. La inseminación artificial, suele ofrecerse a mujeres que no sean mayores de 36-37 años y en los casos de que la infertilidad sea leve.

Si el semen corresponde a la pareja, las tasas de parto son las siguientes:

  • Mujeres menores de 35 años: 10,8%.
  • Mujeres entre 35-39 años: 9,8%.
  • Mujeres menores o de 40 años: 5,4%.

Si el semen corresponde al de un donante, la probabilidad de embarazo es más alta, ya que los donantes para ser aceptados tienen que tener una calidad seminal muy buena.

  • Mujeres menores de 35 años: 18,9%.
  • Mujeres entre 35-39 años: 13,3%.
  • Mujeres menores o iguales de 40 años: 6,0%.

Tasa de éxito de la Fecundación In Vitro

Este es un método utilizado en casos más graves de infertilidad, como, por ejemplo, en mujeres con una baja reserva ovárica o un factor severo masculino.

Al igual que en la inseminación artificial, para detallar las tasas de éxito, debemos tener en cuenta si los óvulos o gametos son de un donante o propios y si la transferencia de embriones ha sido en fresco o con embriones congelados.

En todo caso los datos de Fecundación In Vitro con óvulos propios son:

  • Mujeres menores de 35 años: 35,9%.
  • Mujeres entre 35-39 años: 25,8%.
  • Mujeres menores o iguales de 40 años: 12,8%.

La tasa de parto con embriones congelados es:

  • Mujeres menores de 35 años: 32,1%.
  • Mujeres entre 35-39 años: 27,3%.
  • Mujeres menores o iguales de 40 años: 19,7%.

En resumidas cuentas, podríamos decir que la tasa de reproducción asistida muestra una efectividad clara, aunque todo depende de la situación de la persona y el tratamiento que se vaya a aplicar a cada paciente.