Seguimos dándoos truquitos para hacer más llevadera la operación biquini. Esta vez con una receta de tortilla de espinacas, que bien podríamos utilizar como segundo plato, o para una cena sana y ligera.

Las espinacas son más ricas en vitaminas y minerales que la mayoría de las verduras. Son ricas en vitaminas antioxidantes como la A, C y E. también constituyen una buena fuente de vitaminas del grupo B, contienen abundancia de minerales como calcio, hierro, magnesio, potasio y sodio, además de cantidades importantes de fósforo y yodo, por eso resultan ideal en dietas de adelgazamiento.

Receta


Limpiamos las espinacas retirando las raíces y las lavamos muy bien bajo el chorro del grifo para retirar toda la tierra que puedan tener. Las dejamos escurrir en un colador.

En una sartén calentamos tres cucharadas de aceite y añadimos las espinacas aún húmedas y saltemos durante 3 ó 4 minutos, antes de retirarlas del fuego las sazonamos con media pastilla de Avecrem Caldo de Pollo desmenuzada, y removemos.

Batimos los huevos, añadimos las espinacas y mezclamos. Calentamos un hilo de aceite en una sartén antiadherente y cuajamos la tortilla por los dos lados al gusto.

Y ya tenemos nuestra tortilla para servir bien calentita, lo del Avecrem es un truquito que yo uso para que mis peques la comieran, a ellos les encanta, y a mí me parece que así está mucho más rica y sabrosa.

 width=