Si los diseñadores de moda se lanzan a la creación de maquillajes y perfumes, ¿por qué no hacerle también un hueco a un diseñador de sombreros?

El célebre Stephen Jones, que no sólo ha vestido imponente cabezas, sino que además ha expuesto algunos de sus trabajos en museos como El Louvre, Costume Institute… Aceptó el reto, aunque para ello ha buscado una firme aliada en Rei Kawakubo, de la firma Comme des Garçons.

Y con semejantes “progenitores” no podía más que “nacer” una estupenda fragancia: Millinery.

Un perfume dominado por la violeta, pero acompañado de clavo, rosa, comino y vetiver.

¿Lo mejor?

El frasco se ha creado como un antiguo envase de tinta y se presenta dentro de una sombrerera. ¡No podrás resistirte!