El equipo quirúrgico del doctor Ángel Martín, director médico de Clínica Menorca te informa.

La cirugía de aumento de pecho es la más practicada en todo el mundo. Según las últimas estadísticas publicadas por la ISAPS (Sociedad Internacional de Cirugía Plástica y Estética), el número de intervenciones de aumento de pecho en todo el mundo en 2019 fue de 1.795.551, representando más o menos el 17% del total de cirugías estéticas.

Por esta razón y a raíz de las últimas informaciones publicadas relacionadas con esta cirugía, desde Clínica Menorca han querido recordarnos todas las consideraciones, que hay que tener en cuenta antes de someterse a una cirugía de aumento de pecho.

La decisión de someterse a una operación de cirugía estética es muy personal, aunque por supuesto hay factores externos que influyen en la misma, pues la apariencia es un factor esencial en las interrelaciones humanas y siempre se ha asociado al éxito profesional, personal y social.

Elección de la clínica para el aumento de pecho

Es el primer paso, elegir dónde y con quién operarse para el aumento de pecho. El objetivo es obtener una mejora y una armonía corporal, satisfacción emocional y mejora de la calidad de vida.

Cirugía de aumento de pecho

Es fundamental elegir un centro cualificado y un cirujano plástico, reparador y estético con amplia experiencia que, de confianza a la paciente, con quien se sienta a gusto y a quien pueda preguntar todas las dudas e inquietudes que albergue. 

La información antes de un aumento de pecho es muy importante

Para tomar una libre decisión de un aumento de pecho, la información es muy importante. La paciente debe estar informada de todos y cada uno de los aspectos de la intervención: las pruebas preoperatorias necesarias, todo lo relacionado con la intervención quirúrgica, como será el postoperatorio, sus propias limitaciones y los riesgos que conlleva.

Por su parte, el cirujano debe realizar una historia clínica y las pruebas para conocer el estado de salud de la paciente, las expectativas que abriga en cuanto a los resultados y el grado de satisfacción que alcanzará.

En el caso de un aumento de pecho, la paciente debe pedir la identificación y garantía de los implantes y debe saber que necesitan supervisión todo el tiempo que los tenga, con exámenes periódicos utilizando imágenes de resonancia magnética para confirmar que están en buen estado. Cualquier cambio anormal debe consultar con su cirujano.

Clínica Menorca

Además, debe asumir que cabe la posibilidad de que necesite una cirugía adicional si surge alguna complicación. Clínica Menorca se hace cargo de cualquier retoque quirúrgico que tenga que realizarse a una paciente en los primeros 12 meses por cualquier problema que surja relacionado con la cirugía o las prótesis y, a partir del año el fabricante garantiza el cambio de prótesis por rotura de las mismas.

Tipos de prótesis

Las prótesis de mama han de pasar una serie de controles por parte de las autoridades sanitarias antes de autorizar su uso, con lo cual se garantiza su calidad e idoneidad.

En Clínica Menorca utilizan prótesis permanentes de silicona de máxima calidad. Tienen varias capas rellenas de gel cohesivo y van con marcado CEE. En cuanto a la forma pueden ser anatómicas o redondas con mayor o menor proyección.

Elegir tamaño y forma de las prótesis

La talla más solicitada en consulta es una 95, pero no en todos los casos es posible. La elección depende de la valoración del cirujano y del resultado deseado por la paciente, y se tienen en cuenta factores como el tamaño y posición de las mamas, la asimetría del tejido mamario, las areolas y el surco mamario, la morfología del tórax, el peso y la altura.

Prótesis de pecho

Para que la paciente se haga una idea bastante aproximada del resultado final, en Clínica Menorca disponen de un software de simulación que permite probar distintos tamaños y formas de prótesis de pecho para asegurar el éxito acertando exactamente con los deseos y necesidades de la mujer que está pensando en practicarse el aumento de pecho.

¿Puede operarse todo el mundo?

Las candidatas ideales para un aumento de pecho son mujeres sanas, emocionalmente estables que comprenden los resultados que se pueden obtener tras la cirugía. Los motivos por los que una mujer decide someterse a un aumento de senos están relacionados normalmente con la estética. Puede ser porque tiene los pechos muy pequeños, en algunos casos incluso llega a la aplasia o planitud total. O bien porque existe una asimetría mamaria, el volumen es diferente y desea igualarlo, o porque tiene el pecho caído o por reconstrucción tras un cáncer de mama.

¿Da igual la edad para someterse a esta operación?

No, las mujeres menores de edad deben tener una asimetría mamaria con problemas psicológicos añadidos para someterse a la intervención, así como el consentimiento paterno.

¿Cómo es la cirugía de aumento de pecho?

Antes de entrar en quirófano se realiza una historia clínica y un estudio preoperatorio que consiste en una analítica, un electrocardiograma y una ecografía mamaria, resonancia magnética o mamografía. La paciente debe tener una buena coagulación con cifras de hemoglobina normales y valores normales de glucemia o colesterol.

Cirugía de pecho

El aumento de pecho se realiza a través de una pequeña incisión que se practica, dependiendo de la anatomía de la paciente y de las preferencias de su cirujano plástico, alrededor de la areola, en el surco bajo el pecho o en la axila. La incisión se diseña para que la cicatriz resultante sea casi invisible. A través de esta incisión se levanta el tejido mamario, se crea un bolsillo y se coloca la prótesis, directamente debajo del tejido mamario o debajo del músculo pectoral. La paciente sale de quirófano con unos tubos de drenaje que se retirarán al día siguiente y un apósito o un vendaje sobre las mamas.

¿Cuánto tiempo dura la intervención?

El procedimiento dura entre 1 y 2 horas y se realiza con anestesia local con sedación o anestesia general. Aunque es una cirugía ambulatoria, se recomienda permanecer una noche en la clínica, pues ha de estar acompañada las siguientes 48 horas.

¿Cómo será el postoperatorio? ¿curas? ¿seguimiento?

Cuando la paciente sale de quirófano ya lleva puesto un sujetador especial que ha de llevar durante más o menos un mes. A partir del tercer día hay que empezar con los masajes manuales de drenaje linfático para disminuir la inflamación postoperatoria y también los riesgos de contractura capsular. A los 15 días se retira la sutura intradérmica. Durante 10 días la paciente debe evitar golpes, levantar pesos, conducir y durante un mes no puede realizar ningún tipo de deporte.

¿Qué complicaciones pueden surgir?

Las complicaciones que pueden surgir tras el aumento de pecho se explican detalladamente en el consentimiento informado que se le entrega a la paciente. Puede ser un dolor que dure más tiempo de lo normal por una neuritis o distensión del músculo, o un cúmulo de líquido en la cavidad de la prótesis, ya sea de sangre (hematoma) o de suero (seroma) pero normalmente se resuelve con un drenaje. También se puede producir una alteración en la sensibilidad que se recupera en los primeros meses tras la intervención.

Se puede producir una contractura capsular, pero este riesgo se minimiza con los masajes de drenaje linfático manual que se le dan a la paciente tras la cirugía. Hay casos infrecuentes en los que la cicatrización puede ser excesiva, inestética o de diferente color al de la piel por lo que se necesitaría cirugía adicional, o bien un retraso en la cicatrización. Las mujeres fumadoras tienen más riesgo de sufrir estas complicaciones.

¿Qué consentimiento médico se firma antes de entrar en quirófano?

El consentimiento informado se entrega a la paciente para su firma 48 horas antes de la intervención, con toda la información sobre los riesgos que conlleva la cirugía. Ha de leerlo cuidadosamente y solventar todas sus dudas con su cirujano.

¿Qué precios suele tener una operación de este tipo?

A partir de 4.200€