La idea ha surgido en el seno de la familia Navarro, propietaria del grupo empresarial Komfort Spain, y en cuyo seno de tercera generación figura la diseñadora Sara Navarro, cuya firma es una de las marcas españolas de mayor prestigio internacional.

“Como el zapato tiende a oler y no precisamente bien, ella pensó en perfumarlos”.

En función de las colecciones de calzado, en su práctica totalidad femenino, la diseñadora ofrece calzado que huele a cereza, gardenia o azahar.

De hecho, Sara ha optado por el olor a cereza para los zapatos de calle y fiesta, “con un aroma muy agradable y muy suave, pero especialmente duradero”, mientras que para la colección de día ha optado por las sensaciones a gardenia.

Precisamente, esta marca alicantina, ha anunciado que la próxima colección de zapato nupcial de la línea Sara Navarro olerá a azahar.

Aunque la marca ha eludido dar a conocer cómo se consigue que un zapato “desprenda buenos aromas”, pues ha manifestado que no entra en muchos detalles técnicos, sí ha indicado que la fragancia se inyecta en la suela mediante un sistema novedoso y que, según ha asegurado, perdura en el tiempo. Además de la suela, huele todo el zapato, ha aseverado.