• Puede estar causado por cambios de vida, ansiedad o estrés.
  • El cambio de hora y la disminución de luz agravan los síntomas.
  • La empleo de fármacos ansiolíticos puede provocar un efecto rebote.

Uno de cada tres españoles, sobre todo las mujeres de 40 a 65 años, tienen problemas para dormir durante periodos de hasta tres y cuatro semanas. Con la llegada del otoño y la primavera la dificultad aumenta por el cambio de las horas de sol.

“Para poder dormir por la noche el organismo necesita ir desconectándose y apagándose poco a poco, algo a lo que no contribuye el estrés y la ansiedad”, destaca Yolanda de la Llave, psicóloga del instituto de Investigaciones del Sueño.

“Hay que levantarse para no asociar estar en la cama con estar despiertos”

Si los problemas de sueño duran más de seis meses aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares o intestinales. Además se multiplica por dos las posibilidades de desarrollar una enfermedad psiquiátrica.

Respecto a la calidad del sueño, el 82% de los españoles duerme menos de ocho horas al día y un 13% hasta menos de cinco horas, según un estudio de la firma The Body Shop. Otro dato significativo: el 70% de los españoles sufre habitualmente de ansiedad, tensión y estrés, el peor enemigo del bienestar.

Consejos para conciliar el sueño:

  • Incorporar a los hábitos de vida el ejercicio al atardecer y la cena moderada.
  • No abusar de la cama cuando no queremos dormir.
  • Fijar horarios para levantarse y acostarse.
  • Tomar preparados farmacológicos naturales, amapola de California, pasiflora y valeriana, con propiedades sedantes, antidepresivas, ansiolíticas e hipnóticas.
  • Tila, lavanda, el espino alvar y la melisa también tienen efectos positivos contra el desvelo.
  • Darse un baño relajante antes de irse a la cama. En el mercado existen geles y aceites que inducen un sueño reparador. La firma The Body Shop acaba de lanzar al mercado un spray que, vaporizado sobre la almohada y las sábanas, ayuda al sueño perfecto.