Hacer dieta no es la única solución para perder peso. Activando nuestro metabolismo podemos ayudar a nuestro cuerpo a quemar energía de manera natural e incluso en reposo. Te decimos cómo.

Engordamos principalmente, por dos razones: porque comemos más de lo que necesitamos y porque llevamos una vida demasiado sedentaria. Así que si quieres estar delgada debes tener claras dos cosas: seguir una dieta sana y variada, y moverte para compensar las horas que pasas sentada o trabajando.

El principal enemigo de la báscula es el sedentarismo. Cuando no te mueves tu cuerpo se vuelve perezoso y reduce el funcionamiento de sus funciones vitales, entre ellas el metabolismo.

Quemar calorías. El ejercicio físico moderado es uno de tus mejores aliados.

El metabolismo son todas las reacciones que tienen lugar en nuestro organismo para convertir el alimento en energía. El proceso metabólico tienen lugar en nuestros músculos y órganos y el resultado es lo que conocemos por “quemar calorías”. La tasa metabólica de una persona es la velocidad a la que se produce todo este proceso.

Si consumes más calorías de las que tu cuerpo gasta, el resultado serán kilos de más. Sin embargo, si comes de forma coherente y consigues que tu metabolismo consuma la energía que va recibiendo, no sólo no engordarás sino que conseguirás adelgazar.