¿Hay algo mas placentero que después de un largo día de tensiones, nos tomemos un tiempo para nosotras mismas y darnos un baño de lo más placentero?

Si eres una de las enamoradas del perfume J’adore de Dior ahora podréis disfrutar aun mas de él, porque J’adore, nos propone un ritual de baño, un momento de placer, de serenidad… una cita con nosotras mismas.

Un tiempo preciado donde non vamos a dejar seducir por perfumes, texturas que subliman el cuerpo, jabones y, además, secretos que suavizan tanto la piel como el alma.

Una ceremonia en varias etapas con nuevos productos de J’adore, Huile de Douche et de Bain de perfume y espuma delicados, Lait Sublime para el cuerpo y Gelée d’Or para iluminar la piel.

J’adore Huile de Douche et Bain

El ritual da comienzo con el nuevo J’adore Huile con un frasco joya, digno de cualquier tocador. Su interior contiene una textura sedosa y fundente, que, al contacto con el agua, el aceite se transforma en una espuma fina y perfumada, que deja la piel limpia, suave y fresca. A esto se une la seda de J’adore, que se desliza sobre la piel y la envuelve de una agradable sensación.

Un ritual de baño divino, salpicado de placeres sensoriales que exaltan los acordes del mítico ramillete floral del perfume j´adore.

J’adore Lait Sublime

Después de un baño placentero y de un lujo absoluto, el ritual continua con J’adore Lait Sublime, una sedosa bruma para hidratar las capas superiores de la piel.

Su textura es muy suave y está enriquecida con néctar de Algodón y extracto de flor de Jazmín, para hidratar y mejorar la piel.

Aérea y sensual, esta leche corporal perfumada, envuelve el cuerpo en una delicada nube de aroma refrescante, a la vez que mantiene la piel hidratada.

Una fórmula para una piel más bella y suave al instante. Una nueva e irresistible manera de realzar la piel y bañarla en el aroma de J’adore.

Delicadamente perfumada, esta leche corporal recrea sutilmente el rastro de J’adore.

J’adore Gelée d’Or

Finalmente, llega la hora de concluir este ritual de belleza con un nuevo gesto, que estoy segura os va a enamorar.

El nuevo Gelée d’Or aporta a la piel toques dorados, haciendo brillar sutilmente el escote y el contorno de los hombros.

Su textura lisa y brillante, está llena de finas partículas de oro y está enriquecida con nácares.

Este gel brillante, ilumina la piel con partículas de nácar y oro y deja el maravilloso aroma de J’adore en la piel, perfumándola sutilmente con sus notas florales.

La botella de Gelée d’Or inspirada en el ánfora de J’adore, tiene una forma redonda y de vidrio, coronada con una tapa de color dorado.

Si queréis ir mas allá, os podéis aplicar unas gotas del Huile Divine, nutritivo y sedoso, y la reina J’adore ya estará lista tras una ceremonia del baño como la de cualquier reina.