Hace unos días me invitaron a que participara en la campaña #DesayunoGraciasAti, y la verdad en cuanto supe de qué se trataba, no pude decir que no.

“Todos a Desayunar” es una iniciativa muy bonita de Global Breakfasts for Better Days™, en la que Kellogg’s ha creado un programa solidario que tiene como fin dar de desayunar a niños que, por falta de recursos, van sin desayunar al colegio. El programa solidario “Todos a Desayunar” se puso en marcha en España en 2011 con el objetivo de ofrecer un desayuno completo, compuesto por un lácteo, cereales y fruta, a niños de 3 a 12 años que por su situación socio-económica van al colegio sin desayunar. Actualmente más de 400 niños reciben este desayuno cada mañana del curso escolar en varios colegios de Madrid y Valencia. Durante el próximo año el objetivo es llegar a 1.000 niños en otras ciudades españolas.

La invitación era para que compartiera con estos niños un desayuno en el colegio Pio XII de Madrid y la experiencia fue muy gratificante. Los niños son entrañables y muy agradecidos. Ellos no entienden de crisis y sin embargo la están viviendo en sus hogares.

En el desayuno nos contaban, la persona responsable de Kellogg’s y los voluntarios que van cada día (algunos desde muy lejos) para dar de desayunar a estos niños, que antes de este programa, vieron como varios niños sufrían desmayos en el colegio porque iban sin desayunar, e incluso algunos no habían cenado la noche anterior. Es terrible y sobre todo muy triste, en muchas ocasiones nuestros problemas nos resultan los más grandes, y no nos damos cuenta de lo verdaderamente mal que lo están pasando algunas familias.

Los datos son escalofriantes, solo en España, el 20,4 % de la población vive por debajo del umbral de la pobreza. La tasa de riesgo de pobreza para los menores de 16 años se sitúa en el 30,1%, siendo muy superior a la del conjunto de la población1. Esto provoca que muchos niños acudan al colegio sin desayunar.

Estos niños pueden presentar un bajo rendimiento escolar.  Un desayuno inadecuado e insuficiente puede repercutir negativamente en el comportamiento, en el déficit de atención y en la capacidad de concentración del niño. Se estima que cada día que un niño llega a la escuela en ayunas pierde una hora de aprendizaje.

El desayuno es la comida más importante del día y puede ser la clave para el desarrollo y rendimiento físico y educativo del niño. Un desayuno completo debe incluir lácteos, cereales y fruta. Se trata de una comida de alto valor nutricional que incluye proteínas, calcio y vitaminas C y D.

Desde aquí mi apoyo y mi enhorabuena a Kellogg’s, porque ante esta situación, ha centrado sus esfuerzos en la lucha contra el hambre proporcionando desayunos a las familias y niños que más lo necesitan, y al menos estos niños podrán desayunar.