• En materias como Hostelería o Educación Infantil.
  • También podrán optar a un título de Formación Profesional las personas con formación no reglada.
  • Educación prevé que la iniciativa beneficie a dos millones de personas.

Hay quien dice que la mejor escuela es la de la vida. Verdad o no, el Ministerio de Educación quiere dar la oportunidad, a todos los que un día dieron la espalda al sistema educativo, de sacar provecho de toda la experiencia que hayan adquirido en la vida, convalidando esos conocimientos con asignaturas de Formación Profesional de Grado Medio. De esta forma, tendrán más fácil la obtención de un título académico.

Así, gracias al Real Decreto sobre la Acreditación de la Formación Profesional, que se presentará el próximo mes de febrero, el trabajo en el hogar como cocinar o el cuidado de niños o ancianos, se podrá acreditar como parte de la formación necesaria para acceder a un título de FP de Grado Medio en Hostelería, Atención Sociosanitaria o Educación Infantil.

“Éste es el caso de muchas mujeres en sus casas y hogares que han trabajado organizado la vida doméstica, aprovisionando la casa o cocinando, o que han cuidado a personas dependientes o a sus hijos”, afirmó este martes al respecto la ministra de Educacíon, Mercedes Cabrera.

La medida, a la que podrán acogerse las personas mayores de 25 años que hayan ejercido estas actividades en sus domicilios, sin que puedan ser certificadas profesionalmente, está pensada especialmente para las amas de casa.

El Real Decreto persigue, asimismo, “reconocer la experiencia profesional y el aprendizaje que puedan haber hecho los jóvenes y no tan jóvenes en enseñanzas no regladas y traducir esos méritos en créditos que se compensen dentro de un título de FP el curso de esta titulación”, explicó Cabrera.

Entre el 8 y el 10% del título

Así, con los cursos de enseñanza no reglada o la experiencia, el Gobierno convalidará a estos profesionales entre el 8 y el 10% del título. Para ello, la ministra puso como ejemplo, que un joven que haya realizado un curso en ofimática o base de datos, y demuestra tener conocimientos de esta materia, tiene la posibilidad de convalidar una asignatura del título de FP de Técnico en Base de Datos.

Se prevé que la iniciativa afecte a más de dos millones de personas.