Se acerca el final del verano y con él, la vuelta al cole, tan temida para algunos como ansiada para otros por todo lo que implica. En esta época de grandes desembolsos previa al inicio del curso, wallapop, la plataforma líder de compraventa entre personas, se convierte cada vez para más usuarios en una alternativa a los establecimientos tradicionales de venta de material escolar.

Los libros de segunda mano se están posicionando como una opción valorada por padres y estudiantes para conseguir material de estudio en perfecto estado o alargar la vida del que utilizaron el curso pasado, evitando así el consumo de recursos extra y ahorrando una cantidad que podrán invertir en otros materiales.

De acuerdo con los datos registrados por la plataforma, la cantidad de libros de texto a la venta se multiplica por 10 en el caso de la mayoría de asignaturas. En cuanto a la categoría “Cine, Libros y Música”, durante el mes de julio, la aplicación ha apreciado un incremento en la subida de artículos superior al 120% durante dos años consecutivos, estableciéndose una clara tendencia.

Estos datos indican que tan pronto como termina la actividad lectiva, los usuarios ponen a la venta sus libros de texto en wallapop, adelantándose a la oportunidad generada por la búsqueda de libros que suele comenzar a mediados o finales del mes de agosto.

Los libros de segunda mano triunfan en wallapop

 

La etapa escolar de la que más libros se encuentran en la plataforma, es la ESO, seguidos de los libros de Bachillerato, coincidiendo con los cursos en los que los libros tienen un precio más elevado fuera de la aplicación.

Para saber qué asignaturas son las que más triunfan en la plataforma, wallapop ha analizado las palabras clave elegidas por los usuarios para etiquetar sus anuncios y la conclusión es que se suben a la plataforma principalmente libros de asignaturas base como Lengua y Matemáticas, que suponen un 44% de los libros de este tipo a la venta. Les siguen de cerca Historia y Geografía, que representan un 10% y un 7,95% respectivamente sobre el total y Física y Biología, con un 8,43% y un 7,95%.

¿Y si hablamos de los libros más vendidos? Los de Lengua y Matemáticas son los que arrasaron en julio, coincidiendo con el aumento de la oferta. En cuanto a las materias cuyos libros tienen menor presencia en wallapop, se encuentran idiomas, química y literatura, cuyos manuales de momento, no se reutilizan tanto.

Pero el incremento de libros subidos a la plataforma durante el verano no solo afecta a los libros de texto, sino a la categoría libros de lectura en general, que pasó progresivamente de las más de 200.000 unidades en mayo a duplicar el catálogo disponible en julio. Así, los estudiantes dan una segunda vida también a sus novelas, libros de apoyo y de consulta, contribuyendo a un uso más responsable del material educativo.

“Muchos padres toman conciencia de que sus hijos dejan prácticamente nuevos muchos de los libros que han usado durante el curso y deciden subirlos a wallapop para que otros estudiantes puedan utilizarlos y recuperar una parte del dinero que desembolsaron el año pasado, a la vez que impulsan una manera de consumir más consciente” explica Edurne Oteiza, COO de wallapop.

Además de libros: Otros “imprescindibles” de la vuelta al cole

En esta época, las familias tienen que asumir la compra de otros artículos necesarios para el inicio del curso que también pueden encontrarse en la plataforma, como las mochilas, que despuntan en lo que a material escolar de refiere, o los uniformes, cuyo incremento de junio a julio fue del 6%.

En este caso, cabe destacar que los usuarios de wallapop suben tanto el uniforme completo como piezas de este (falda, chaqueta, jersey…) de forma que cada familia puede comprar las partes en función de sus necesidades.

Todos estos datos reflejan la tendencia cada vez más asentada a adquirir    usados, que se refuerza como primera opción de compra, previa a la búsqueda de libros nuevos a través de los canales tradicionales. Una forma no solo de ahorrar y hacer la cuesta de septiembre más llevadera, sino también de usar lo que otros ya no necesitan.