Durante más de un siglo, Beiersdorf, la compañía creadora de Eucerin, ha estado asociada a la innovación pionera en fórmulas para el cuidado cutáneo. Desde el comienzo, la investigación y el desarrollo de productos en Eucerin han sido inseparables de la investigación dermatológica.

La fundación de Eucerin

Los orígenes de la marca radican en una farmacia regentada por Paul C. Beiersdorf en Hamburgo.

En 1882, Paul C. Beiersdorf solicitó una patente para un nuevo tipo de apósito médico y, de este modo, fundó la compañía Beiersdorf. Ocho años después, vendió el negocio al farmacéutico asociado Oscar Troplowitz, quien comenzó a fabricar productos bajo la marca Beiersdorf. La estrecha colaboración con el dermatólogo de vanguardia Paul Gerson Unna propició que estos productos estuvieran inspirados por, y basados en, la investigación cutánea más reciente.
Esta combinación de investigación y desarrollo discurrió a través de nuestra historia, constantemente hasta el día de hoy.
Esto significa que cada uno de nuestros productos no sólo es científicamente significativo sino que su tolerabilidad y eficacia han sido demostradas, con el resultado de proporcionarle soluciones fiables para diferentes tipos de procesos y problemas cutáneos.

Revolucionando el cuidado cutáneo desde hace más de un siglo

Eucerit

En el año 1900, el joven químico Isaac Lifschütz registró una patente para un agente emulgente, al que denominó Eucerit inspirándose en el antiguo término griego que significa “la hermosa cera”. El desarrollo de Eucerit por parte del Dr. Lifschütz puede contemplarse como una revolución médica en su época. Eucerit constituyó la base tecnológica para desarrollar por vez primera emulsiones agua en aceite estables. También se estableció la base de todos los productos Beiersdorf en aquella época. El Prof. Unna quedó gratamente impresionado con las propiedades de la pomada resultante:

“La pomada Eucerin es agradable para el farmacéutico debido a su consistencia estable y uniforme, es de prescripción fácil por parte del médico y genera una sensación satisfactoria para el paciente debido a su efecto suave y refrescante.”