San Valentín está a la vuelta de la esquina y en Mujerglobal, hoy te traemos tres propuestas que vienen de la mano de Guerlain.  Regalos perfectos con los que vas a hacer sentir única a esa mujer tan especial.

Regalos que enamoran como Rouge G, un labial que es todo corazón

Comenzamos con uno de los regalos más exclusivos, románticos y llenos de color.

Guerlain rinde un homenaje al amor, con su icónica barra de labios Rouge G en una edición limitada, que va a conquistarnos a todas.

Este labial, para la ocasión se viste con una carcasa de piedras plateadas y Strass, que guarda en el centro un corazón dibujado con cristales rojos. Es todo un flechazo para San Valentín, que representa toda la magia de este día, y rinde un homenaje al icónico estilo Guerlain.

 

El tono de la barra de labios no podía ser otro que el Nº 214, un rojo pasión, que, para la ocasión, está grabada con delicados corazones en relieve, que simbolizan el amor más puro y pasional.

Yo he sentido un gran flechazo, esta edición limitada de Rouge G me ha enamorado.

¿y a vosotras?

Podéis incluirla dentro de vuestros regalos, y comprarla en la pagina web de Guerlain o en El Corte Inglés.

Regalos con mucho amor, La Petit Robe Noir EDP

Y como el amor también se expresa en aromas, este 14 de febrero no puede faltar entre los regalos, un perfume como La Petit Robe Noir EDP de Guerlain.

La Petit Robe Noir es un homenaje al icónico “Little Black Dress” un vestido sofisticado y elegante. Una pieza siempre en tendencia, que nos hace estar perfectas en cualquier ocasión, y que toda mujer tiene que tener en su vestidor.

Como tampoco puede faltar el perfume de La Petit Robe Noir, en nuestro tocador como complemento a ese vestido negro. Uno de los mejores regalos.

Regalos para enamorar

Dentro del armario perfumado de La Petit Robe Noir es el vestido de terciopelo. Una fragancia bordada con rosas negras y rematada con una delicada nota violeta, que revela una feminidad a la vez moderna y sofisticada.

En las notas de salida, la cereza negra se engrandece con el frescor de la bergamota y la mandarina. Su corazón revela un «bouquet» de rosas negras, unido a delicadas notas empolvadas de violeta. En el fondo, el delicioso haba tonka se alía al té negro, y a las notas amaderadas y misteriosas del pachulí, creando una armonía cautivadora.

En cuanto a su frasco mítico de «corazón invertido» se renueva con osadía y modernidad, desvelándonos  su transparencia cristalina con un matiz rosa brillante.

Como una sombra china, a través del mismo se perfila el nuevo modelo de vestido irresistiblemente parisino e increíblemente sofisticado.

Afrutada floral, sofisticada, cautivadora, empolvada… La Petit Robe Noir se convierte en la pieza clave entre los regalos para este San Valentín.

Mon Guerlain EDP, mi tatuaje invisible, mi perfume 

Y el ultimo de nuestros regalos y no por eso, menos deseado es Mon Guerlain EDP. Un perfume que homenajea a la feminidad de hoy en día, caracterizada por una feminidad fuerte, libre, sensual… valores que desprende la gran personalidad de Angelina Jolie, una mujer valiente, en la que se inspira este perfume.

Mon Guerlain Eau de Parfum es como un ramillete de flores solares.

En las notas de salida, la bergamota se funde con la lavanda Carla, variedad excepcional cultivada en la Provenza.

En las Notas de corazón, el iris y el jazmín sambac recogido al alba, le dan ese toque tan delicado y femenino a la fragancia.

La faceta más misteriosa y sensual, la ponen las notas de fondo como la madera de sándalo australiano, y la vainilla de Tahití de Papúa Nueva Guinea.

Día de los enamorados

El frasco «Quadrilobé» de Mon Guerlain: creado en 1908, es uno de los más emblemáticos de La Maison. Un recipiente depurado y gráfico creado a partir de la inspiración de los frascos de los alquimistas, y que debe su nombre al tapón realizado en una pieza para obtener una forma que representa cuatro lóbulos semi circulares, «un trébol de cuatro hojas», símbolo de la buena suerte.

Este frasco joya, facetado como un diamante, ha sido acabado a mano y decorado con hilo de oro por las «Dames de Table» de los ateliers de Guerlain, en una auténtica muestra de un saber hacer único y ancestral.

Regalos así, no pueden faltar en el día del amor.