Desafortunadamente, no se han llevado a cabo estudios científicos en este área. Quizás hayas oído decir que la “posición del misionero” (con el hombre encima) es una de las mejores formas de concebir bebés porque permite la penetración más profunda y por lo tanto sitúa el esperma justo en la entrada de tu útero. Otra posición que según la sabiduría popular puede mejorar tus probabilidades, es por detrás, tanto acostados como con la mujer de rodillas; esta posición también llevará el esperma hasta el cuello del útero. Sin embargo, recuerda que no hay investigaciones que confirmen la eficacia de estas posiciones.

Por otro lado, el momento en que tengas relaciones sexuales es crucial. Trata de hacer el amor un día o dos antes de ovular y de nuevo el día mismo en que ovules.

¿Cuáles son las peores posiciones sexuales para concebir?

Algunos expertos recomiendan evitar el sexo sentados, de pie o con la mujer encima. Estas posiciones desafían la gravedad y hacen que sea más difícil para los espermatozoides nadar hacia arriba en tus trompas de Falopio. De todos modos, puesto que en cada eyaculación hay millones de espermatozoides, lógicamente quedarán muchos en tu vagina aunque hagáis el amor en estas posiciones.

¿Necesito tener un orgasmo para concebir?

Obviamente, es muy importante que el hombre alcance un orgasmo si quieres concebir un bebé, aunque hay espermatozoides que pueden salir antes de la eyaculación. Sin embargo, es posible que el orgasmo femenino también juegue un papel. Parece que las contracciones que acompañan al orgasmo femenino pueden ayudar a llevar el esperma más adentro del útero, siempre que la mujer llegue al orgasmo al mismo tiempo o después que el hombre.

Pero recuerda que realmente no es vital que la mujer llegue al orgasmo después de su compañero o incluso que tenga uno, para poder concebir.

¿Hay posiciones sexuales que nos pueden ayudar a concebir un niño o una niña?

La ciencia no lo ha confirmado, ¡pero hay muchas creencias populares! De acuerdo con uno de ellos, hacer el amor con la mujer arriba ayuda a concebir una niña y con el hombre arriba, un niño.

¿Debo quedarme acostada después?

No hay evidencia científica de que permanecer acostada te ayude a concebir, pero tampoco te lo hará más difícil. Algunos expertos creen que puedes aumentar tus posibilidades de concebir permaneciendo en la cama durante quince minutos después de haber hecho el amor, preferiblemente de espaldas, con las caderas elevadas por una almohada. En teoría, esto ayuda a los espermatozoides porque no tienen que nadar en contra de la gravedad en su recorrido hacia las trompas de Falopio. Sin embargo, esto no es una buena idea si tienes tendencia a las infecciones de orina y tu ginecólogo te ha recomendado que vayas al baño inmediatamente después de hacer el amor.

Otro truco que algunas mujeres recomiendan es acostarse de espaldas y “pedalear” en el aire con tus piernas durante unos minutos después de hacer el amor. Por lo menos será divertido, y qué puede ser mejor para concebir bebés… ¡que pasarlo bien en la cama!