De las sábanas de la cuna a los certificados de nacimiento; de los pañales a los uniformes de las enfermeras. Todo, absolutamente todo en la nueva maternidad de Taiwán tiene la imagen de una de las muñecas más famosas del mundo: Hello Kitty. El nuevo hospital temático sólo tiene un objetivo, que el color rosa de la gatita más popular de Asia reduzca el estrés del parto en las mujeres que acudan allí.

Las parturientas que quieran dar a luz en la maternidad de Hau Sheng, en el centro del país, son recibidas por una gran estatua de la famosa felina vestida con uniforme sanitario. Después, deben coger un ascensor rosa para subir a la sala de exámenes donde, sí, también aquí, la muñeca les sonríe con dulzura desde los póster de las paredes.

La maternidad fue inagurada a principios de diciembre y cuenta con sólo 30 camas. Su director, Tsai Tsung-chi, asegura que es la única institución de este tipo que ha obtenido el permiso necesario de la firma Sanrio Co Ltd. para utilizar la imagen de Hello Kitty con estos fines. Se calcula que la puesta en marcha del hospital, donde hasta los biberones y los delantales de las enfermeras tienen su cara, ha costado alrededor de dos millones de euros.


El director confía en que la gatita sin boca más famosa del mundo alivie el dolor y el estrés que produce el parto para muchas gestantes gracias a su familiaridad y a los tonos rosa. “Deseo que todo el que venga aquí, madres que sufren al tener a su hijo o niños que sufran alguna enfermedad, puedan recibir atención médica mientras estos dibujos traen una sonrisa a su cara, y les ayude a olvidarse de las molestias y a recuperarse antes”, asegura con optimismo.

Chen Shing-chiu, de 38 años, ha sido una de las primeras en dar a luz en el particular hospital de Hello Kitty. “A diferencia de los centros tradicionales, donde casi todo es blanco, a mí me gusta mucho éste”, asegura la nueva mamá. “Yo misma jugaba mucho con Hello Kitty desde pequeña”, asegura para referirse a la icónica gata con bigotes y un lazo en la oreja.

De hecho, el dibujo animado de origen japonés ha cumplido este año 34 primaveras sin perder un ápice de interés ni en su Japón natal ni en el resto del mundo. Este mismo año fué protagonista de la portada de la edición japonesa de la revista Vogue y también cuenta con un avión temático adornado con su característica imagen en cada detalle.