Desde el momento que comienza un embarazo, también comienza una nueva vida. Es el momento más importante de nuestras vidas, pero se trata de un periodo lleno de cambios, donde es muy importante tener unos hábitos de vida saludable para tener un embarazo sano y feliz.

Afrontamos el embarazo con muchísima ilusión, pero también existen miedos e inseguridades. Es por ello, que hoy os voy a dar algunos consejos para que llevéis un embarazo seguro.

1. Primera cita con tu medico

Lo primero y lo más importante, desde que el test de embarazo sea positivo, pide una cita con tu médico obstetra. Él será el encargado de hacerte todo el seguimiento del embarazo. Apunta en una libreta todas tus dudas y compártelas con tu médico, es muy importante aclararlas para que estés lo más relajada posible.

2. Nutrición en el embarazo

Llevar una dieta variada y equilibrada. Las comidas se deben repartir en 5 al día. Una dieta perfecta debe incluir un 10-15% de proteínas, y deben proceder de las carnes, pescados y huevos. Un 55-60% de hidratos de carbono (arroz, patatas, legumbres, frutas y algún cereal) y menos del 30% de grasas. Las frutas y verduras deberían estar presentes en casi todas las comidas, ya que de ellas proviene el mayor aporte de vitaminas y minerales.

Es muy importante comer despacio, evitar las comidas copiosas e irritantes, como el chocolate, las bebidas que contienen cafeína, la menta y los alimentos grasos, para evitar los problemas gastrointestinales propios del embarazo. También es conveniente reducir la sal para evitar la retención de líquidos que suele darse en el último trimestre. No olvides el agua, es básica y es recomendable beber de 1,5-2 litros diarios.

No te preocupes, recuerda que cualquier duda que tengas la va a resolver tu médico quien te dará los mejores consejos.

3. Ejercicio físico

El ejercicio es muy beneficioso, siempre que no sea un embarazo de riesgo y el medico así lo aconseje. El ejercicio previene la diabetes, el aumento excesivo de peso y favorece el parto.

En esta nueva etapa de tu vida, opta por caminar, nadar, practicar pilates o yoga, que son los deportes más recomendados durante el embarazo, pero sin cansarte demasiado ni realizar esfuerzos violentos.

Si el gimnasio te queda lejos, no tienes escusas, es muy importante estar en forma, y estar embaraza no es ningún impedimento para coger el coche. Eso sí, ponte el cinturón siempre con precaución. También existen seguros para embarazadas, lo importante es que tú y tu bebé estéis seguros en todo momento.

4. Evitar el tabaco y alcohol

De este tema habría mucho que hablar pero ya todos sabemos que el consumo de tabaco y alcohol son muy perjudiciales para el desarrollo del feto. Retraso en el crecimiento, malformaciones congénitas y muerte súbita en el lactante… son algunos de los efectos que producen estas sustancias toxicas. Busca apoyo para abandonar los malos hábitos y tener un embarazo seguro.

5. Cuidar la piel

En el embarazo todas las mujeres tenemos una belleza muy especial, pero son muchos los cambios a los que el cuerpo se somete y uno de ellos son los trastornos en la epidermis, es por ello que debemos de cuidarla siempre.

La piel del vientre es la que más se estira y, por tanto, la más propensa a formar estrías. Utiliza cremas muy hidratantes en el abdomen, senos y muslos que son las más susceptibles a este nuevo cambio.

Otro de los problemas en la piel es la hiperpigmentacion, manchas oscuras que salen en la cara y que comúnmente se las conoce como “máscara del embarazo” o “paño” esto se produce debido a un aumento de la melanina.

Intenta no exponerte al sol al menos en las horas donde la radiación es mayor (entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde) y lo más importante utiliza un protector solar SPF 50+ incluso en invierno para evitar en lo posible las manchas en la piel y el fotoenvejecimiento.