Cualquier manifestación artística es en esencia una ruptura permanente con los convencionalismos, normas y límites que nos impone la sociedad. La utilización de técnicas de vanguardia, materiales imposibles y gigantescos tapices urbanos para atravesar nuestras emociones y sensaciones más primarias, se han convertido en el mecanismo habitual de los artistas del siglo XXI para trasladarnos a su mundo interior, a veces golpeando en las zonas más sensibles y recónditas de nuestro interior.

Me vienen a la cabeza artistas urbanos como Natalia Rak, con sus gigantescos murales llenos de color en los que explora la figura femenina de forma magistral; Christian Rebecchi y Pablo Togni (NEVERCREW), con sus gigantescos sueños de coloridas ballenas atravesando imposibles escenarios urbanos; Eduardo Kobra, con sus patrones geométricos y murales foto realistas; o ESCIF en España, con esa forma tan peculiar de buscar el impacto visual y sensorial mezclando concepto, arte y ruptura emocional sin concesiones.

Pues bien, hoy quiero acercaros el proyecto “smokeAliens”, abanderado por Jose Luis Tejedor, en el que la inspiración del autor llega mediante extraños seres creados a partir de formas de humo y captados justo antes de difuminarse para siempre, como el mismo autor nos dice:

“smokeAliens nace de fotografiar sencillos trazos de humo que emanan del incienso y se complican al mezclarlos…deja aflorar sentimientos y visiones que llegan de lo más profundo de la mente y del corazón, para traernos un universo de seres únicos, misteriosos y divertidos al mismo tiempo”

Jose Luis Tejedor lanza en mayo de 2017 su nueva firma de arte y moda sostenible “smokeAliens”, el cual pretende acercar el arte a la moda sostenible, haciendo el arte accesible a todo tipo de públicos.

Esta propuesta está compuesta por camisetas de muy alta calidad, confeccionadas en algodón 100% orgánico y sello de Comercio Justo “Fair Wear Foundation” que fusionan arte y moda. Con etiqueta en papel ecológico y chapita de regalo. El autor convierte un complemento de moda esencial en el lienzo donde plasmar y reproducir la esencia de su obra, denominada por el propio autor como “CLODY”.

Es de agradecer que artistas como Jose Luis Tejedor y otros muchos tengan la valentía de acercar cualquier manifestación artística de vanguardia a los ojos y los bolsillos del consumidor medio, permitiendo que la experiencia sensorial y emocional que nos trasladan estos artistas no sean patrimonio de sólo unos pocos.

Hacer de la moda y del arte un patrimonio cultural accesible para toda la sociedad es una forma inequívoca de crecimiento y evolución humana. A veces el exceso consumo de otro tipo de placebos emocionales (internet, tecnología, virtualización de las relaciones personales), nos alejan inevitablemente del cuidado y cultivo de otro tipo de actividades que nos ayudan a enriquecer la percepción del mundo que nos rodea, y por ende, a crecer en el conocimiento humano, cultural y sensorial de nuestro planeta.

Si os emocionan como a mi este tipo de iniciativas, os animo a que os acerquéis al proyecto “smokeAliens”, lo podéis encontrar en la web http://smokealiens.com/