En efecto, anoche fue la ceremonia de los Oscar, y esta mañana la noticia nos sorprendía, aunque éramos muchos los que habíamos apostado por ella.

Cruz competía en esta categoría con Viola Davis, candidata por La duda, que sólo aparece en una secuencia; Amy Adams, por la misma película; Taraji P. Henson, madre adoptiva de Brad Pitt en El curioso caso de Benjamin Button; y Marisa Tomei, que interpreta a una bailarina de striptease en El luchador.

La actriz española recogió entre lágrimas la preciada estatuilla por su papel de María Elena en Vicky Cristina Barcelona. Un premio merecidísimo que ha llegado en su segunda nominación y con una película de Woody Allen.

“He pasado muchos nervios”, confesó en un breve encuentro con la prensa española tras la ceremonia. “El momento de la presentación de las cinco actrices ha sido precioso pero muy largo, y el corazón me iba a mil por hora”.

Penélope ha agradecido el Oscar, en un larguísimo minuto y medio, a España, a todos los directores que han hecho de ella la actriz que es hoy, Almodóvar, Bigas Luna y Fernando Trueba, así como a “todos los actores de mi país”. La intérprete ha hecho mención también a Alcobendas, “donde he crecido”, así como a sus padres y hermanos.

Todavía no lo creo, “es muy fuerte para mí”, reconoció Penélope Cruz con el Oscar.

Pues créetelo Penélope, porque el Oscar es tuyo, desde mujerglobal.com te mandamos nuestra felicitación, y esperamos que cada año sean más los actores españoles que se sumen a este premio.