Paco Rabanne es una de mis marcas favoritas de fragancias, tanto en perfumes de mujer como de hombre, son los típicos aromas que cuando los llevas, siempre hay alguien que te pregunta, ¿Qué llevas? ¡¡Que bien huele!!

Soy fan total de “1 Million”, el famoso lingote, me apasiona Black XS, la fragancia rockera de Paco Rabanne, y desde que he descubierto su última creación, Invictus, me he enamorado de su fragancia penetrante y masculina.

Esta última creación de Paco RabanneInvictus (invencible), representa una creación fresca y deportiva.

Un perfume diseñado para el hombre deportista, fuerte, viril, ganador… que no acepta la derrota. Él es invencible.

Inspirada en el deporte, y quien mejor representa Invictus en la imagen de la campaña, es el australiano Nick Youngquest.

Este atleta de treinta años es viril, con una impresionante musculatura, mirada dura, sonrisa prometedora, sincero y con una personalidad desenfadada. Sin duda todo un ganador.

Para construir esta fragancia se optó por un fuerte contraste entre dos familias que se combinan. Un comienzo fresco gracias al acorde marino, cáscara de pomelo y hoja de laurel, y por otro lado la adicción es creada por la identidad ultraviril y el magnetismo animal de un acorde de madera de Guayaco, ámbar gris y pachulí.

Un perfume cuya forma es la de un trofeo, y cuya esencia no va a dejar a nadie indiferente.

Me encanta como huele el hombre Invictus, y estoy segura que estas Navidades, será una de las mejores propuestas.