El “por qué no te callas” del Rey a Chávez triunfó en 2007, las recalificaciones urbanísticas el año anterior y en estas Navidades la crisis y Obama se perfilan como los contenidos preferidos por los españoles para el canje de felicitaciones y ‘chascarrillos’ a través de mensajes de móvil.

El pistoletazo de salida para la Navidad y para el intercambio de mensajes lo marca el sorteo de la Lotería del 22 de diciembre. Sin embargo, en Nochevieja la gente espera a las campanadas para felicitar el año.

Crisis, Obama y El Duque

Pero ¿quién inventa los mensajes? Se ha especulado mucho con la existencia de una mano negra, económica por supuesto, interesada en ponerlos en circulación, aunque parece que es el ingenio popular el responsable del fenómeno. Desde hace cuatro años Movilonia.com convoca un concurso de SMS desde su página web. Y en éste, la crisis, Obama y hasta “el duque” (de la serie “Sin tetas no hay paraíso”) son los protagonistas:

  • “Este año es difícil desear ‘Happy Christmas’. Volveremos a estar ‘happy’ cuando no haya ‘crisis-más’. Espero que eso suceda en 2009”.
  • “Con la crisis hay que ahorrar, así que Feliz Navidad, Feliz 2009, que te traigan muchas cosas los Reyes, feliz cumpleaños y ya hablamos para el próximo año”.

No podía faltar el recién elegido presidente de los EE UU, Barack Obama, que pone en valor al rey negro, a Baltasar, en los siguientes mensajes:

  • “Qué subidito está Baltasar desde lo de Obama, ahora quiere que cambiemos todos los membretes por ‘Los 3 RRMM. Baltasar, Melchor y Gaspar”.
  • “Nuevo decreto ley firmado en la Casa Blanca: desde estas navidades Baltasar irá el primero en la fila”.

Pero personajes de las series de televisión que han barrido la parrilla este curso también irrumpen en las felicitaciones navideñas con mensajes como:

  • “Este año te deseo que no te visiten ni Papá Noel, ni los Reyes Magos. ¿Un gordo y tres viejos? Mejor la visita del duque y el regalo es lo de menos”.

Actualidad, cursis, sexo

En esta fiebre del SMS los contenidos puramente navideños son sólo ya una pequeña parte de las felicitaciones, que optan por frases ingeniosas, como las que circularon en las Navidades pasadas:

  • “Felisa, me muero! ¿Qué dices? !Felisa, me muero! No hagas el tonto y ponte la dentadura. ! Feliz año nuevo!”

…relacionadas con la actualidad…

  • “¿Por qué no te callas y dejas de escupirme el turrón duro que tienes en la boca? Feliz Navidad y recuerda: en estos días, si bebes, comes y hablas, que no sea al mismo tiempo.”
  • “Detenido el alcalde de Belén por recalificar el portal. Los Reyes Magos están implicados. El niño nacerá en un chalé. Papa Noel se presenta como fiscal. ! Feliz Año!”

… los tiernos tirando a cursis…

  • “Este mensaje lleva un regalo: una cajita de Paz llena de alegría, envuelta en ternura, sellada con una sonrisa y enviada con un deseo: Feliz Año Nuevo”.

… y los relacionados con el sexo (muy pocos reproducibles)…

  • “Que este año entre en tu casa Paz, Consuelo y Esperanza… y así nos las tiramos a las tres”.
  • “No te he felicitado antes porque tengo paperas. Cuando tenga paputas te aviso y vamos juntos, ¿vale? Feliz Año”.