Un programa nutricional y educativo para que el paciente cambie el concepto “estoy a dieta” por “ahora me estoy cuidando”, con un plan basado en consultas de atención médica personalizada, talleres interactivos y grupales de educación alimentaria y la búsqueda de involucrar al paciente activamente en el programa.

El departamento de Endocrinología y Nutrición de la Dra. Palma en Imema, Instituto Médico Estético de Madrid, lleva a cabo un abordaje médico riguroso y seguro para lograr la pérdida de peso con sensatez. Dirigido a pacientes con sobrepeso y obesidad, su objetivo es lograr una reeducación alimentaria y la modificación de cambio de hábitos dietéticos.

El plan de actuación está basado en consultas de atención médica personalizada, talleres interactivos de educación alimentaria con modelos de dieta hipocalórica – cuidadosamente diseñada para que resulte equilibrada y saludable – y el compromiso del paciente, al que se involucra de forma activa en el proceso. Busca que el paciente cambie el concepto de “estoy a dieta” por “ahora me estoy cuidando”: lo primero implica privación; lo segundo, la opción de hacer algo positivo por uno mismo.

“No creemos en las dietas milagro”, explica la Dra. Palma. “Nuestro objetivo es, en primer lugar, descartar que el paciente pueda padecer cualquier patología. Una vez que estemos seguros de que su único problema es el sobrepeso, se prepara un programa de pérdida de peso en el que se busca, sobre todo, reeducar al paciente en su conducta alimentaria, para que adquiera un patrón de alimentación saludable que le permita perder fundamentalmente grasa, sin caer en déficits de ningún nutriente y manteniendo la composición corporal adecuada”.

El Programa de Pérdida de Peso de Imema consta de varias fases:

  • Primera visita. El principal objetivo es descartar patologías que pudieran estar detrás de la ganancia ponderal o de la dificultad para perder peso. Para ello se realiza una historia clínica detallada, encuesta dietética y exploración física. También se solicitan las pruebas complementarias pertinentes.
  • Segunda visita. Se comunican los resultados de las pruebas complementarias solicitadas, en base a las cuales se emite un juicio diagnóstico y se establece la actitud terapéutica a seguir. Siempre con el compromiso del paciente para, de ese modo, plantear estrategias razonables y plausibles en cada caso.
  • Tercera visita. Dirigida a plantear los objetivos de pérdida de peso a alcanzar, tiempos, intensidad de las medidas y actividad física. Todo ello llevado a cabo de forma conjunta con el paciente, que participa activamente con su compromiso para así lograr la máxima adherencia y seguimiento del programa, factor que incrementa su probabilidad de éxito.

A partir de la tercera visita, el paciente recibe un calendario de visitas programado de forma que acuda a las consultas médicas cada tres semanas, en las que de forma individual se evalúa la pérdida de peso, la dieta, el estado nutricional, etc.

El programa incluye la asistencia a un Taller Interactivo de Educación Nutricional. Estos talleres están dirigidos a la resolución de dudas que puedan surgir en la puesta en marcha del programa, aclaración de falsos mitos o ideas confusas sobre alimentación y dietas de adelgazamiento. Asimismo, en este espacio se comparten ideas y recursos que motivan y mejoran el seguimiento del programa por el paciente. La oferta de los talleres varía en función de las características de cada grupo. “El paciente debe saber en qué está trabajando”, explica la Dra. Palma.

El objetivo primordial de este programa es la reeducación alimentaria del paciente, dirigida a la pérdida de peso de forma saludable y convirtiendo en un hábito estable seguir una dieta equilibrada que pueda mantenerse de por vida. En aquellos pacientes que formen parte del programa y que reúnan los criterios clínicos específicos para ello, se podrá valorar la posibilidad de otras medidas terapéuticas como el Balón Intragástrico.