¿Qué es la ovulación?

La ovulación tiene lugar cuando el ovario libera un óvulo (a veces, más de un óvulo) y es el momento fértil de tu ciclo menstrual. Cada mes se produce la maduración de un óvulo dentro de un ovario. Una vez que el óvulo alcanza un determinado tamaño, sale del ovario y se dirige hacia la trompa de Falopio en dirección al útero. El ovario que libera el óvulo es bastante arbitrario ya que la ovulación no se alterna necesariamente entre los dos ovarios en cada ciclo.

¿Cómo determina la ovulación el momento en que puedo quedarme embarazada?

Para quedarte embarazada, debes tener relaciones sexuales durante el periodo que se extiende desde uno o dos días antes de la ovulación hasta alrededor de 24 horas después. La razón: los espermatozoides pueden vivir durante dos o tres días pero un óvulo no sobrevive más de 24 horas después de la ovulación, a no ser que sea fecundado.

Si tienes relaciones sexuales cerca de la fecha de ovulación, aumentará la probabilidad de que te quedes embarazada. De hecho, las probabilidades están de tu lado: en parejas con una fertilidad normal, hay un 20 por ciento de probabilidades de concebir durante cada ciclo. Alrededor del 85 por ciento de las mujeres que tienen relaciones sexuales sin recurrir a ningún método anticonceptivo se quedan embarazadas durante el primer año de intentarlo. Puedes aumentar esa probabilidad si aprendes a detectar el momento exacto de la ovulación y si te familiarizas con los cambios cíclicos, tanto hormonales como físicos, que ocurren en tu organismo cada mes. Puedes también aprovechar esta información para intentar controlar si te quedas embarazada o no. Este método se basa en evitar tener relaciones sexuales cerca del día de la ovulación. Sin embargo, no es la mejor manera de controlar la natalidad y puede fallar fácilmente.

¿Cómo puedo darme cuenta de cuándo estoy ovulando y soy más fértil?

Calcula cuándo debería comenzar tu próximo periodo y cuenta hacia atrás de 12 a 16 días. Esto te da la serie de días en los que probablemente estarás ovulando. En el caso de las mujeres con un ciclo de 28 días, el día 14 suele ser el de la ovulación. Si deseas recurrir a este método, tendrás que saber cuánto dura generalmente tu ciclo. No obstante, la mejor manera de determinar cuál es tu día más fértil es prestar atención a tu cuerpo y aprender a detectar los signos de que la ovulación es inminente.

Cambios en el flujo vaginal. A medida que tu ciclo avanza, aumentará la cantidad y cambiará la textura de tu flujo vaginal. Los cambios reflejan los aumentos del nivel de estrógeno de tu organismo. Se considera que eres más fértil cuando el flujo se vuelve claro, resbaladizo y elástico. Muchas mujeres comparan el flujo de esta etapa con la clara del huevo cuando está cruda.

Normalmente el flujo actúa como una barrera protectora, pero durante el momento más fértil del ciclo permite que el esperma se desplace por el cuello uterino para subir al útero y finalmente llegar al encuentro con el óvulo en las trompas de Falopio.

Aumento de la temperatura corporal. Después de la ovulación, la temperatura del cuerpo puede aumentar entre 0,4 y 1,0 grados. No te darás cuenta del cambio, pero puedes detectarlo si utilizas un termómetro para medir la temperatura corporal basal. Este aumento de temperatura indica que has ovulado, dado que la liberación de un óvulo estimula la producción de la hormona progesterona, lo que aumenta la temperatura corporal.

La probabilidad más grande de concebir se sitúa dos o tres días antes de que la temperatura alcance su punto máximo. Algunos especialistas creen que es posible tener un periodo adicional de fertilidad de 12 a 24 horas después de haber notado por primera vez el aumento de temperatura, pero la mayoría sostiene que para entonces ya es demasiado tarde para concebir.

“La progesterona puede tardar de uno a dos días después de la ovulación en aumentar lo suficiente como para elevar la temperatura corporal. Pero dado que el óvulo puede sobrevivir alrededor de 24 horas solamente, a esas alturas, es demasiado tarde para que se produzca la fecundación”, según afirma Tracy Telles, obstetra-ginecóloga en el Permanente Medical Group de Walnut Creek, California. Es por ello que los especialistas recomiendan que registres la temperatura tomándotela todas las mañanas durante algunos meses para identificar un patrón y predecir la fecha más probable de ovulación. Entonces puedes planear mantener relaciones sexuales dos o tres días antes del día en que normalmente aumenta tu temperatura.

Malestar en el bajo vientre. Alrededor de una quinta parte de las mujeres sienten los síntomas de la ovulación, que pueden consistir en un leve malestar o incluso en un dolor punzante. Este dolor puede durar desde algunos minutos hasta algunas horas.

¿Cómo funcionan las pruebas de ovulación?

Las pruebas de ovulación, que se venden en las farmacias y tiendas sin necesidad de receta médica, detectan el aumento de la hormona luteinizante (o HL) en la orina justo antes de la ovulación. Son más fáciles de usar y generalmente más precisas que el método de la temperatura corporal basal. Además, pueden predecir la ovulación entre 12 y 36 horas antes de que se produzca, lo cual ayuda a maximizar la probabilidad de concepción desde el primer mes en que se utilizan.

Sin embargo, ten en cuenta que no son infalibles. En raras ocasiones pueden medir la hormona HL (se obtiene un resultado positivo o negativo, no un número) y no indicar si ovularás después de un resultado positivo. Esta hormona puede aumentar independientemente de que se libere o no un óvulo. Asimismo, puede haber falsos aumentos de la HL antes de que ocurra el verdadero.

Para mayor precisión, sigue al pie de la letra las indicaciones que figuran en el paquete de la prueba. Sin embargo, aunque las indicaciones digan que debes analizar la primera orina del día, tal vez te convenga analizar la segunda. Como la hormona HL tiene tendencia a concentrarse demasiado en la orina durante la noche, la primera muestra de orina de la mañana podría arrojar un resultado positivo falso.

Tu ciclo comienza el primer día en que tienes el periodo. Si tienes un ciclo de 28 días, comienza a hacerte la prueba en el día 11 y continúa durante seis días o los días que recomiende el fabricante. Si tu ciclo dura entre 27 y 34 días, la ovulación puede ocurrir entre los días 13 y 20. Comienza la prueba en el día 11 y continúa hasta el 20 aproximadamente. Si tienes un ciclo irregular, tendrás que realizar la prueba durante más días.

El precio de los tests de ovulación varía mucho, así como la cantidad de unidades que contiene cada paquete. El precio también está en función de si las unidades para realizar la prueba son de “cassete” (con una cobertura de plástico alrededor, como las pruebas de embarazo) o si son de “varilla” (sin la cobertura de plástico) y más baratas. Por lo general es difícil encontrar tests de ovulación en farmacias por menos de €28 a €30. Consulta con tu farmacéutico para que te oriente sobre la razón de las diferencias de precio entre uno y otro test. Otra forma de obtener tests de ovulación es a través de Internet. Aquí suelen ser más baratos, pero asegúrate de que los compras de un vendedor fiable.