En la carrera por perder kilos pensamos que debemos ayunar lo más posible y saltarnos las comidas, pero lo cierto es que realizar las 4 comidas diarias + 2 “tentenpies” es la mejor forma de bajar de peso y/o mantenerse en el peso adecuado.

En esto, el desayuno es una de las comidas fundamentales porque al pasar de 8 a 10 horas sin comer nada, el cuerpo necesita recuperar energía, que la obtiene del desayuno. Veamos algunos consejos para desayunos saludables y nutritivos:

  • Beber café con moderación: si bien es bueno para estar lúcidos y despiertos por el efecto de la cafeína, esta misma sustancia en exceso acelera el corazón y el sistema nervioso. Lo mejor es no tomar más de 3 tazas a lo largo del día y si es con leche mejor, así no tomas tanto café puro.
  • Beber leche: este alimento nos da proteínas fundamentales para el crecimiento, calcio para los huesos y fósforo para los dientes y huesos. Si eres un adulto mayor de 25 años o buscas cuidar las calorías, te aconsejo que consumas leche desnatada, pero que nunca la reemplaces.
  • Cuidado con el exceso de azúcar: es un alimento que nos brinda energía rápida, sin vitaminas ni minerales, pero el exceso de su consumo puede traer problemas a la salud. Aconsejable son 2 cucharaditas por taza de infusión. No excederse con las mermeladas y jaleas, que son ricas en azúcares.
  • Comer cereales: ya sean en pan o como cereales de semillas, aportan hidratos de carbono esenciales para la energía del cuerpo. Si son integrales mejor, así sumamos fibra, vitaminas y minerales a nuestra alimentación. La porción recomendada de pan es de 2 rebanadas de pan molde o 1 pieza de bollería. Para los cereales 3 cucharadas por tazón o bol.
  • Comer frutas frescas o zumos de frutas: ellas aportan fibra importante para nuestro cuerpo. Si bien todos a veces no tenemos tiempo de incluirlas en el desayuno, al menos 3 veces a la semana beber zumo o comer 1 pieza de fruta es fundamental.