Lo que menos deseaba en medio de la pandemia, era un maldito dolor de muelas. Empecé con un ligero dolor y en unas horas, el dolor era insoportable, me llegaba hasta el ojo. Menos mal que no me quedé bloqueada por el coranavirus y enseguida me acordé del Dr, Javier Ortega jefe de la Unidad de Odontología de Clínica Menorca, que es quien ha cuidado de mi salud bucodental en los últimos años.

A pesar de que no sabía muy bien si con el estado de alarma en España, tenían consulta, llamé al doctor, y enseguida me atendió. Estoy muy contenta, porque tenía una infección bastante fea, y con las pautas que me dio el doctor y la receta telemática que me mandó del antibiótico, en unos días ya no tenía dolor. La verdad, que el Dr, Javier Ortega estuvo muy pendiente de mi.  Todos los días me enviaba un mensaje para ver como me encontraba.

Medidas de prevención para no tener que acudir al dentista

Como seguro que, a muchos de vosotros, también os surgen muchas dudas, sobre las visitas al dentista, en estos tiempos de confinamiento, aunque espero y deseo que no tengáis que sufrir, de un dolor de muelas, os voy a dejar toda la información, que me han enviado de la Unidad de Odontología de la Clínica Menorca.

“Aún no se ha decretado el cierre oficial de las clínicas dentales, aunque la inmensa mayoría de los odontólogos no atendemos de forma presencial en las clínicas por responsabilidad cívica, ya que somos el vector más corto de transmisión” explica el doctor Javier Ortega, jefe de la Unidad de Odontología

“En Clínica Menorca atendemos “online” a nuestros pacientes e intentamos paliar el cuadro que presenten desde el punto de vista farmacológico (antibiótico, analgésico o colutorios) y enviamos las recetas vía telemática.”

En el caso de que haya que atender de urgencia a un paciente por un dolor severo que no desaparece con farmacología (infección, fracturas, mucha inflamación, imposibilidad funcional o sangrado que no cese a medidas compresivas habituales) lo que utilizamos son unas pantallas de plástico transparente que van a unos 4cm del ojo y rodea toda la cara, 5-10 cm por detrás de cada ojo, desde la línea de implantación del pelo y hasta la barbilla. Esta pantalla disminuye el riesgo de impacto de las gotas medianas (responsables de la mayoría de los contagios) a zonas sensibles en torno a un 70%.

Por lo tanto y para evitar tener que acudir a un dentista, lo mejor que podemos hacer es prevenir extremando las medidas de higiene bucal.

Estaros atentos, porque en el próximo post, y de la mano del Dr, Javier Ortega jefe de la Unidad de Odontología de Clínica Menorca, os voy a dar todas las claves para una limpieza bucal perfecta en tiempo de coronavirus, para no tener que acudir al dentista. Además, él nos enseñará en que consiste la técnica de la cucharilla del café ¿la conocéis? Pues no os lo perdáis.