El iluminador se ha convertido en esa especie de varita mágica que da el toque final de todo buen maquillaje. Mientras que el corrector tapa las imperfecciones (ojeras, manchas o rojeces), el iluminador aporta luminosidad al rostro. Crea en solo unos instantes un look radiante con o sin maquillaje.

Camaleon presenta su iluminador en crema que realza el rostro de manera natural. Su efecto nacarado es idóneo para resaltar la estructura ósea del rostro y crear puntos de luz en pómulos,mirada y labios. Este iluminador 100% natural con aceites naturales y vitamina E, es ideal para combatir un rostro apagado, los signos del estrés y el cansancio y dar un toque luminoso a tu rostro.

El iluminador de Camaleon, puede convertirse en un imprescindible en tu rutina de maquillaje diaria, ayudándote a conseguir una piel fresca y natural mientras disimula la falta de sueño y el cansancio. Por el día es importante utilizar la cantidad justa de producto, pues un exceso crearía un maquillaje “efecto máscara” muy alejado del acabado natural que queremos conseguir. Y si por la noche nuestro principal objetivo es brillar, aplicamos un poquito más de producto para dar a nuestro maquillaje un efecto más dramático.

¿Cómo utilizar el iluminador?

Sin maquillaje: Aporta un efecto natural al proporcionar un extra de luz a puntos clave del rostro. Además, disimula la falta de sueño y el cansancio.

Con maquillaje: Aplicar el iluminador después de la base de maquillaje y los correctores. Si la piel es grasa, se debe prestar especial atención para no generar brillos indeseables en la zona T del rostro y no saturar el efecto.

¿Dónde se aplica el iluminador?

  • En el hueso de la ceja, para abrir los ojos.
  • En el párpado móvil, consiguiendo iluminar la mirada
  • Una pequeña cantidad en el lagrimal para destacar la mirada.
  • Sobre la parte alta del hueso del pómulo para resaltar las mejillas.
  • En el centro del tabique nasal hasta la punta de la nariz, consiguiendo una nariz perfecta.
  • También podéis utilizar el iluminador, sobre el arco de cupido, marcando con una pequeña cantidad el centro del labio inferior, para realzar los labios y la barbilla.

¿Cuál es tu tono de iluminador?

El iluminador de Camaleon está disponible en tres tonos para adaptarse a cualquier tipo de tono y tipo de piel. Escoger entre un tono u otro depende tanto de tu tipo de piel como de la función que quieras que cumpla.

  • Piel clara: los tonos rosados y blancos perlados para los pómulos y labios. El tono rosa será ideal como blush, el blanco para las cejas y el lagrimal, y el dorado como sombra de ojos en crema.
  • Piel intermedia: el tono rosa para los pómulos o para sustituir o combinar con el bronceador, mientras que el tono blanco para el lagrimal, cejas y labios.
  • Piel oscura: los tonos dorado y rosa para los pómulos. El blanco para las cejas, labios y el lagrimal.

Los iluminadores de Camaleon, los tenéis disponibles por separado, pero la paleta tiene los tonos perfectos, para todas las zonas que queramos iluminar. Y lo mejor, no son comedogénicos, no contienen parabenos, ni siliconas, ni parafinas, y son aptos para pieles sensibles y veganos.

PVP: 6.90€ ud. / 15.90€ la paleta con los 3 tonos de iluminador.

De venta en herbolarios, farmacias y parafarmacias.