Es asombroso que a estas alturas de la “película”, un titular como el que nos ocupa sea motivo de sorpresa y admiración, y en algunos casos de estupor y desconcierto. Desgraciadamente, el hecho de que el éxito femenino sea motivo de exclamación y al mismo tiempo disponga de menor cuota de difusión por parte de los medios, no es más que el resultado de una sociedad todavía inmadura y un poco machista, sobre todo en ciertos segmentos y sectores, que deberían sonrojarse ante una situación que obligatoriamente tendría que acotarse dentro de la más estricta normalidad, cosa que desgraciadamente no ocurre.

Hoy quiero personalizar mi artículo por varios motivos, el fundamental porque es mujer, y luego por todo lo demás, es madre, emprendedora, triunfadora, campeona de España y campeona del Mundo en su modalidad…y además es amiga.

Hoy quiero hablaros de Asunción Gómez Villarroya, campeona de España (2013 y 2015) y campeona del Mundo 2015 en adiestramiento de rottweiler para el rastreo de personas, obediencia y protección, así como una larga cadena de éxitos y campeonatos obtenidos en una trayectoria de muchos años (como podéis ver en su web), luchando por destacar en un entorno descaradamente machista. Una trayectoria que no ha tenido ni el reconocimiento, ni la repercusión que debería por parte de los medios, ni de los genéricos ni de los especializados, ni de los convencionales ni de los digitales, y eso si debería ser una noticia de alcance.

Si lo pienso detenidamente, lo que más me llama la atención de este caso particular no son los triunfos indiscutiblemente conseguidos, es el tesón, el esfuerzo, la capacidad de superación de una mujer, que aun conociendo la extraordinariamente mayoritaria presencia de “testosterona” en un segmento deportivo determinado, decidió plantar cara, luchar de igual a igual. Asunción ha demostrado que la perseverancia y la capacidad de lucha hacen que la diferencia de géneros no tenga por qué ser necesariamente una limitación para nadie.

Y os aseguro que nos es nada sencillo, gestionar una casa, criar y educar a tus hijos, dirigir un negocio de éxito… ah, ¿no os lo había comentado?… Asunción, además de lo mencionado anteriormente, dirige una empresa de distribución de pescados en Mercamadrid, y además entrena todos los días con Felina (un magnífico rottweiler hembra) para conseguir nada menos que ser campeona de España y del Mundo en 2015. No se cómo lo veis [email protected], pero para mí es digno de admiración y respeto, y voy a hacer todo lo que esté en mi mano por dar a conocer casos como el de Asunción, y como no, dar a conocer los éxitos de mujeres como ella en ámbitos en los que lo “femenino” está en minoría. Otro día os contaré un poco más sobre este deporte tan interesante y saludable, que además permite implicar a la familia y que los peques se acostumbren a un entrono sano y natural.

Estoy convencida de que hay muchos casos como en el de Asunción, que no reciben la notoriedad que se merecen, pero quiero que este ejemplo sea un botón de muestra, un ejemplo de lo mucho que todavía tiene que madurar y evolucionar nuestra sociedad. Es un placer ofrecer este medio de comunicación para dar cabida a Asunción y a todas las mujeres que día a día luchan sin el reconocimiento debido, madres, esposas, empresarias, emprendedoras, amigas, luchadoras…

Ánimo a todas las mujeres, y a ti en especial Asunción, mujer emprendedora, campeona del Mundo y campeona de España.