Iniciativa del Servicio Nacional de Salud británico.

  • Las futuras mamás serán sometidas a exámenes médicos periódicos.
  • El proyecto se pone a prueba en un centro un distrito británico con alta tasa de mamás fumadoras.

El Servicio Nacional de Salud británico (NHS) se ha decidido a que las mujeres embarazadas que fumen lo dejen, y para ello les propone tratamientos de belleza gratuitos y regalos.

Aquellas que demuestren que han dejado el tabaco tendrán además bienes para el futuro bebé.

La iniciativa ha comenzado con un proyecto piloto, según recoge Daily Mail, en el que se prevé realizar un seguimiento médico en aquellas futuras mamás con análisis que determinen los niveles de monóxido de carbono en su cuerpo para saber si han fumado recientemente o no.

Este se ha puesto en práctica en el distrito de Telford y Wrekin, donde el año pasado 466 mujeres (el 23% del total) que tuvieron un hijo fumaron durante el embarazo.

“Mejoraremos la salud de los recién nacidos (…) motivar con estos beneficios para la salud, pero también con otros para la madre funciona”, dice el director del centro en el que se va a llevar a cabo el proyecto.