El interés de los psicólogos por demostrar las evidentes diferencias entre hombres y mujeres, parece no tener fin. Un último estudio, incide en los diferentes desordenes psicológicos que afectan a ambos sexos derivados del estrés. Según este estudio, las mujeres muestran mayor riesgo de sufrir depresión y algunos tipos de ansiedad, y los hombres tienen más tendencia a caer en el consumo abusivo de alcohol.

Según Tara M. Chaplin, investigadora asociada en la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale, y autora principal del estudio, “hombres y mujeres responden de manera diferente al estrés”. Tras una experiencia estresante, las mujeres son más propensas que los hombres a decir que se sienten enfermas o angustiadas, lo que puede derivar en un riesgo de depresión y ansiedad. Algunos estudios han encontrado que los hombres son más propensos a beber después de una experiencia negativa que las mujeres. Si esto se convierte en un patrón de conducta, podría derivar en alcoholismo.

El estudio, intenta determinar si este comportamiento responde a un patrón de conducta social, o más bien, se trata de una marcada diferencia cerebral entre ambos géneros. Sea como fuere, los hombres tienen mayor tendencia a sobrellevar estados negativos de ánimo mediante la ingesta de alcohol, llegando incluso a olvidar estas emociones adversas. Mientras, las mujeres tienden a sumirse en un estado de ansiedad, pudiendo degenerar en depresión.

Los resultados de este estudio, serán publicados en el número de julio de la revista científica Alcoholism: Clinical & Experimental Research, pero ya se adelantan en un avance en la edición digital.