Sin duda alguna, a todas nos encanta que un hombre huela bien, que con sólo su presencia desborde carisma, fuerza, sensualidad y pasión. Esa clase de hombres que ejerce una especie de campo magnético sobre nosotras y se nos vuelve sencillamente irresistible.

Ese tipo de hombres tiene un nombre “Le Beau Men” de Jean Paul Gaulter, que esta temporada nos sorprende evolucionando a su antiguo “Le Male” que hace ya 18 años revolucionó la manera en que percibíamos al hombre transformándolo en un arquetipo masculino, Hombre-Objeto, bomba anatómica, con su marinero sensual un poco canalla y corazón tierno… Toda una fuente del deseo.

Un perfume que inhalemos y se apropie de todo lo que lo rodea, tan potente como adictivo, que con solo una gota hace estremecer los sentidos y exalta su potencial erótico, es lo que nos propone el nuevo “Le Beau Men” desarrollado por Francis Kurkdjian también creador de “Le Male”.

¿Interesante propuesta verdad?

Según su creador “La peculiar utilización de la lavanda, característica de “Le Male”, está presente, pero la faceta oriental desaparece de LE BEAU MALE para dar paso a una sensualidad a flor de piel. Como si la piel transpirara el perfume”.

Ideal, que también vemos reflejado en su moderna caja “metal can” azul glaciar magnético, que transluce el nombre “LE BEAU MALE” escrito a mano sobre el vapor, como un preludio del choque térmico ardiente que provoca la fragancia. Las gotas de agua relucientes detrás de las letras anuncian su frescor intenso, como una advertencia escrita sobre el frasco-cuerpo escarchado.

Intensidad que veremos reflejada en el envase blanco con rayas en azul, estilo de este marinero que tanto nos encanta y que vemos modelado por el atractivo Kaylan Falgoust fotografiado por el talentoso fotógrafo Slove Sundsbo.

Sin duda “Le Beau Men” es un perfume exuberante, fresco, intenso un toque extra de menta, que despertará todos nuestros sentidos, hasta hacerse absolutamente necesario para ellos y también para nosotras.