Durante el confinamiento donde la exposición solar es mucho menor y en algunos casos nula, el índice de nuestra Vitamina D puede que se vean afectados.

Hoy la Dra. María José Crispín, nutricionista de Clínica Menorca, nos da algunas recomendaciones para evitar el deficit de Vitamina D.

Las dos fuentes de Vitamina D son el sol y la alimentación

El Sol, para no tener carencia de vitamina D se necesita tomarlo a diario buscando el equilibrio entre embadurnarte de factor de protección y quemarte la piel.

El sol primera fuente de Vitamina D

Mi truco: En situación normal te diría que salieras a andar por la mañana o a última hora de la tarde y que te dieras factor de protección en el rostro y dejar los brazos y las piernas sin protección.

En el confinamiento actual sal a la ventana, al balcón o al jardín los que tengáis más suerte y tomar el sol, ahora en cualquier momento es bueno, no quema.

El tiempo de exposición depende del fototipo de piel. Las personas con un fototipo bajo, que tienen la piel blanca, tienen que tomarlo durante menos tiempo, pero como la naturaleza es muy sabia, sintetizan mucho mejor la Vitamina D que las morenas o de fototipo de piel alto que necesitan tomarlo durante más tiempo (unos 20 minutos diarios). Si vivís en una casa oscura o en un semisótano, hay que recurrir a la alimentación.

Alimentos ricos en vitamina D

Los alimentos ricos en vitamina D son:

  • los pescados azules (preferiblemente frescos, pero también vale si se toman en conserva) la caballa, el atún, las sardinas, anchoas, salmón, trucha, etc.
  • La yema del huevo
  • Las grasas de los lácteos, leche, yogurth, quesos y kéfir

Mi truco: para no engordar y en las cenas que no tenemos ganas de cocinar, podemos echar mano de las latas de pescado azul, los quesos mejor que no sean curados, podemos añadirlos a una ensalada, también podemos hacernos una tortilla francesa.

La suplementación para evitar el déficit de Vitamina D

Hay mucha gente con déficit de vitamina D. En estas circunstancias en las que no podemos salir de casa, si vives en una casa oscura, un semisótano y no comes alimentos ricos en vitamina D, entonces habrá que recurrir a la suplementación.

No soy partidaria de la moda de tomar suplementación, es peligroso automedicarse porque tiene sus contraindicaciones con determinados medicamentos. Pero, en el caso de que no quede más remedio, es preferible tomar pequeñas dosis diarias que tomar una dosis semanal o mensual. También es mejor tomarla sola y no junto con calcio. Tiene sus contraindicaciones, no se puede tomar si se tienen cálculos de riñón, con ciertos diuréticos y si se toma medicación para la epilepsia.